Local

Empujón económico al museo cofrade de San Juan en Écija

La Consejería de Turismo ha entregado una subvención de 92.298 euros para la terminación del museo cofrade de la iglesia de San Juan.

el 10 oct 2009 / 21:13 h.

TAGS:

La iglesia está siendo reformada.
El museo cofrade de la iglesia de San Juan ha recibido un incentivo para su puesta en marcha. La Consejería de Turismo ha entregado una subvención de 92.298 euros para la terminación de este museo. Esa cantidad es en torno al 30% del presupuesto total que la hermandad de San Juan, propietaria del templo, tenía previsto invertir para costear las obras, que cifra en 307.662 euros.

Esta ayuda es la primera subvención de la administración autonómica al proyecto. "Hay pedidas más subvenciones a otras instituciones y consejerías", indica Miguel Rivero, teniente de hermano mayor de San Juan, que confiesa que estaban esperando porque les dijeron que "en otoño empezarían a llegar las ayudas". "Ésta es la primera y no está mal, ya que creo que es el máximo subvencionable", reconoce.

Para Rivero, como para toda la cofradía, la construcción del museo es, junto con el arreglo del campanario, "la guinda que culmina el pastel de la restauración" del templo. "Sobre todo la torre", dice Rivero, que confía en "que la obra para arreglarla empiece a final de año y así quede terminado proyecto para la iglesia".

Con el museo sacro, la hermandad persigue el mismo objetivo que cuando inició la restauración del templo, hace más de ocho años: recuperar el esplendor de la iglesia de San Juan y presentarla como atractivo turístico. "Las pretensiones son que nos inscriban en el catálogo de museos de Andalucía, tener derecho a entrar en los circuitos museísticos y las exposiciones que organiza la Dirección General de Museos y la Junta, y también a subvenciones para restaurar obras de arte y después exponerlas", resume Miguel Rivero.

Muchas de esas obras de arte y esa riqueza patrimonial que atesora la iglesia de San Juan es "desconocida" para el gran público e incluso por los fieles, porque son objetos que han permanecido "siempre guardados y ocultos". "La iglesia estaba en el siglo XVIII en zona noble y se entiende que los nobles hacían muy ricos donativos que han dejado verdaderas joyas en la iglesia", concluye.

  • 1