jueves, 17 enero 2019
21:37
, última actualización
Local

Emvisesa recurre a ofertas y buzoneo para vender sus VPO en Pino Montano

Estrena piso piloto y oficina comercial en Estrella Castor, ofrece reserva gratis, aplazamientos de la señal de 20 años, rebajas en el segundo garaje y hasta asume gastos de escrituración

el 05 may 2014 / 22:36 h.

TAGS:

Vista aérea de las nuevas promociones de Emvisesa en Pino Montano, en plena construcción en el año 2007. Vista aérea de las nuevas promociones de Emvisesa en Pino Montano, en plena construcción en el año 2007. «Aprovecha las nuevas ventajas». Así reza en la propaganda que Emvisesa ha repartido en distintas zonas de la ciudad, buzón a buzón, para vender las últimas viviendas de protección oficial que tiene en zonas como Pino Montano. La crisis económica ha hundido la venta de pisos, de ahí que la empresa municipal de la vivienda –que ya no tiene en cartera levantar más VPO– haya decidido recurrir al lanzamiento de descuentos y al buzoneo para captar posibles compradores. En Pino Montano incluso ha abierto una nueva oficina comercial, junto a un piso piloto, en la calle Estrella Castor para vender las últimas VPO que dispone en la zona. En concreto, en cinco promociones distintas que aún tienen pisos vacíos, si bien en la página web no se especifica cuántas viviendas no tienen aún dueño. En la publicidad, Emvisesa ofrece la reserva gratis, el aplazamiento hasta de 20 años de la aportación inicial para la compra del piso, la empresa asume los gastos de escrituración de la compra-venta, ofrece la posibilidad de ver la vivienda y un descuento en la segunda plaza de garaje. Además, recuerda dónde están ubicadas las oficinas comerciales: en Estrella Castor, Pino Montano; en Periodista Juan Tribuna, en Polígono Aeropuerto, y en la sede central, en la calle Bilbao, junto a la Plaza Nueva. Lo cierto es que Emvisesa se ha dispuesto a acabar con las viviendas vacías cuando el drama de las ocupaciones ilegales ha estallado en la ciudad con casos como los de la Corrala Utopía o Nuevo Amate. En un primer lugar, el Gobierno local intenta sacar en alquiler el mayor número de VPO para venta. No obstante, no todas se arrendarán porque la venta de pisos es la única forma de financiación de una empresa municipal que en los tiempos de bonanza era la gallina de los huevos de oro del Gobierno municipal. Por ahora, el Ayuntamiento le ha pedido a la Junta el cambio de calificación de 300 pisos, entre ellos, los 80 en proceso de alquiler de Nuevo Amate, dando así respuesta a una gran demanda social y al aluvión de críticas recibidas por tener tantas viviendas desocupadas cuando hay familias con muchas necesidades sin un techo digno. El propio delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, anunció que en unos meses espera que 220 viviendas que antes eran para vender se puedan alquilar a unos 275 euros al mes. Sin embargo, otro paquete de viviendas seguirán a la venta para satisfacer la poca demanda que pueda haber y para que Emvisesa no acabe en la quiebra. Y, ante la dificultades del mercado, Emvisesa tendrá que echar mano de toda su batería de marketing y publicidad para lograr clientes para unas viviendas que tienen el handicap de la ubicación. Emvisesa incluso ha lanzado ofertas para acabar con su stock de garajes y locales comerciales vacíos. Para esto último y para fomentar el empleo, la delegación de Economía y Empleo del Ayuntamiento y la empresa municipal de la vivienda anunciaron a mediados de marzo que ofrecerán locales comerciales en régimen de alquiler para las pequeñas y medianas empresas en condiciones ventajosas. Así lo anunció el propio alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), quien explicó que ambas partes firmaron un convenio para materializar esta iniciativa. Emvisesa, por otro lado, tiene más de 700 garajes sin alquilar ni vender repartidos entre once barrios, por eso también ha intensificado la publicidad para vender unas plazas que cuestan entre 9.000 y 25.000 euros, según la zona. El listado disponible en la web de Emvisesa recoge que el lote más cuantioso de garajes libres está en el Porvenir, junto a Felipe II. Son 203 plazas a un precio de venta de 15.750 euros más IVA. En este caso no se permite el alquiler, pero en otras sí hay alquiler con opción a compra. El Consistorio recibe 743 solicitudes para los 80 pisos de Nuevo Amate Algo más de nueve aspirantes por piso. La segunda convocatoria para alquilar los 80 pisos vacíos de Nuevo Amate ha tenido respuesta, ya que 743 personas han presentado su solicitud en el plazo marcado por Emvisesa, según informaron a esta redacción fuentes del Ayuntamiento. Las obras de estos nuevos bloques de la antigua Regiones Devastadas –con 220 viviendas– acabaron en julio del pasado año, si bien no fue hasta septiembre de 2013 cuando obtuvieron la licencia de primera ocupación y la calificación definitiva. 72 familias retornaron a Nuevo Amate entonces, mientras que en enero de este año eran poco más de 100 los pisos adjudicados. De ahí que tanto los partidos de la oposición como los vecinos reclamasen al Gobierno local celeridad en los trámites para la adjudicación de estas 80 viviendas. Con dos y tres dormitorios, costarán alrededor de 275 euros al mes. Los interesados se inscribieron en las oficinas de Emvisesa durante los pasados días 28, 29 y 30 de abril y 2 de mayo de 2014. Después, entre todos los que cumplan los requisitos se realizará el sorteo. ¿Y cuáles son esos condicionantes? Encontrarse inscrito en el Registro Municipal de Demandantes de Viviendas Protegidas de Sevilla, tener ingresos inferiores a 2,5 veces el Iprem y acreditar ingresos de la unidad familiar o de convivencia que garanticen el pago de la renta, mediante fotocopia de la declaración de la renta del año 2012, seis últimas nóminas o certificado acreditativo de la pensión. Dos sorteos determinarán el orden de prelación con el que posteriormente se les citará para la reserva de las viviendas, hasta que no quede ninguna vacante. Se realizará un sorteo para los tres pisos adaptados, y otro para el resto (dos y tres dormitorios, todas con plaza de aparcamiento y algunas con trastero).

  • 1