Local

En 2007 se reciclaron en España 2.600 toneladas de medicamentos

Los ciudadanos depositaron el pasado año 2.625 toneladas de envases y restos de medicamentos en los contenedores SIGRE que hay en las farmacias para la recogida de residuos.

el 15 sep 2009 / 01:25 h.

TAGS:

Los ciudadanos depositaron el pasado año 2.625 toneladas de envases y restos de medicamentos en los contenedores SIGRE que hay en las farmacias para la recogida de residuos, una práctica que aumenta cerca del 15% anual.

En general, los españoles tienden a hacer acopio de fármacos, a automedicarse, a no terminar los tratamientos y almacenar los restos mucho tiempo. Mas de la mitad de los envases retornados a la farmacia (un 52%), según datos del director general de SIGRE, Juan Carlos Mampaso, están caducados, cuando la validez general es de cinco años.

La mitad de los españoles conserva los restos de fármacos al concluir un tratamiento, aunque un 82% opina que automedicarse puede ser perjudicial para la salud. De hecho, es causa de una gran parte del 33% de las atenciones en urgencias atribuidas a su mal uso.

Un estudio de la facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona sobre medicinas recogidas en esa ciudad, su tipología, motivos de entrega y financiación, cifra en 129,8 millones el coste anual para el Sistema Nacional de Salud. Cada año se ponen en el mercado español alrededor de 1.200 millones de envases de productos farmacéuticos.

Una de las preocupaciones que genera esta práctica es medioambiental, por el tratamiento de los restos como contaminantes. Otra de las inquietudes, la sanitaria, es la búsqueda de soluciones para un uso racional de los medicamentos y para la contención del gasto.

Los laboratorios han organizado la recogida de las cajas, prospectos y recipientes, vacíos o con sobras, en los contenedores blancos que hay en 20.400 farmacias. Aproximadamente el 30% es material reciclable, y el 70% restos que se emplean como combustible para producir energía eléctrica, explica el director de SIGRE. Se trata de evitar que acabe en la basura o la red de saneamiento, señala Mampaso, "lo que en 2007 confesaba hacer el 8% de los ciudadanos, cuando en 2003 era un 43%".

Los residuos son retirados y almacenados por los distribuidores, hasta su tratamiento en una planta en Cerceda (A Coruña), la única en Europa de estas características, donde se clasifican envases, aerosoles y medicamentos.

  • 1