Local

En 2050 la sequía afectará a dos millones de personas

Un tema tan controvertido como la legislación a nivel mundial en materia del agua ocupó ayer la ponencia del vicerrector de Relaciones Institucionales e Internacionales de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), Luis Pérez-Prat Durba.

el 15 sep 2009 / 16:01 h.

TAGS:

Un tema tan controvertido como la legislación a nivel mundial en materia del agua ocupó ayer la ponencia del vicerrector de Relaciones Institucionales e Internacionales de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), Luis Pérez-Prat Durba.

El experto, que participó en el ciclo titulado El régimen jurídico del agua, indicó que, desde su punto de vista, "no existe una ordenanza mundial del agua bien establecida, ni parece que se vaya a hacer, ni a corto ni a largo plazo, por los intereses contrapuestos de los distintos países y la distribución desigual entre los mismos".

Durante su intervención titulada Ríos internacionales, Pérez Prat afirmó que en la actualidad no hay un instrumento jurídico global que regule el régimen jurídico de las aguas de los ríos internacionales, sino que cada Estado asume sus competencias y hay principios reguladores, pero que a juicio del experto, resultan insuficientes.

En este sentido, el vicerrector insistió en la necesidad de una regulación a nivel internacional. Según indicó, la regulación de los ríos de todo el mundo debería estar recogida en un tratado internacional o un convenio global, porque "hay un derecho humano al agua y debe estar regulado", apostilló.

No obstante, las previsiones de la ONU respecto a la situación mundial del agua "no son nada halagüeñas", pues según la visión más optimista para 2050 prevé que más de 2.000 millones de personas se verán afectadas por la sequía, y según la más pesimista, esta cifra se verá incrementada a siete mil millones de personas.

Pese a la "importancia de la cuestión, es una utopía la existencia de instituciones internacionales que gestionen una política del agua global de forma consensuada por el choque de intereses de unos países con otros". Así por ejemplo, como señaló el experto, América tiene más agua que población y Asia tiene más población que agua, "esto impide el consenso", indicó.

  • 1