domingo, 17 febrero 2019
14:18
, última actualización
Deportes

En busca del éxito perdido del 2002

La selección surcoreana espera repetir en Sudáfrica el éxito que cosechó en el Mundial de 2002, cuando llegó a semifinales, esta vez gracias a la experiencia de sus estrellas internacionales y al empuje de su afición.

el 07 jun 2010 / 11:50 h.

FICHA TÉCNICA

Entrenador:
Huh Jung Moo

Capitán: Park Ji-sung (29 años, Manchester Utd.)

Palmarés: Campeón de la Copa Asiática en 1956 y 1960



Los surcoreanos ven a Huh Jung-moo, seleccionador nacional desde 2007, como un hombre capaz de emular el éxitos del holandés Guus Hiddink, idolatrado en Corea del Sur por su logros como técnico de la selección en el torneo que este país organizó junto con Japón.

El equipo nacional surcoreano llegará a Sudáfrica con la moral alta, después una aceptable fase preparatoria y gracias al apoyo incondicional de las mareas rojas de aficionados que confían en que su selección vuelva a hacer historia.

Para lograr un nuevo hito, Corea del Sur cuenta con la experiencia y empuje del jugador del Manchester United Park Ji-sung, el capitán y principal referente de una escuadra rejuvenecida y con presencia récord de futbolistas de las ligas extranjeras.

El centro del campo estará dominado por la rapidez y regate de "los dragones", como se conoce, debido al sonido al final de sus nombres, a Lee Chung-yong, del Bolton Wanderers, y Ki Sung-yueng, del Celtic de Glasgow, que hicieron carrera juntos en el Seoul.

Corea del Sur no es vista como favorita en el Grupo B, donde se medirá a conjuntos de la talla de Argentina, Nigeria y Grecia, aunque espera dar la sorpresa tal y como sucedió en el Mundial de Corea y Japón y pasar a la siguiente ronda.

En opinión de Huh, la clave para encabezar el grupo B será superar a Grecia y Nigeria, rivales más a su alcance, y conseguir estar a la altura de la Argentina de Leo Messi, con Maradona al timón técnico, a quienes se medirán el 17 de junio en Johannesburgo.

En la portería el probable titular será Lee Woon-jae, un buen conocido de la afición española ya que fue él el quien detuvo a Joaquín el penalti que dejó a la "Roja" fuera del Mundial de 2002, en el que selección anfitriona contó con el favor de los árbitros.

Corea del Sur también contará en su octavo mundial, Kim Jae-sung, campeón este año de la "Champions League" asiática con el Pohang Steelers y uno de los hombres más seguros para el once titular, pese a que sufre molestias tras el amistoso contra Ecuador del 16 de mayo.

Otros jugadores a tener en cuenta serán los delanteros Lee Seung-Yeoul, del FC Seoul, una de las jóvenes (21 años) promesas del fútbol surcoreano, y Park Chu-Young, del AS Mónaco.

Pese a ocupar el puesto 47 de la clasificación de la FIFA, Corea del Sur es considerado el conjunto más fuerte de Asia junto a Japón y es famoso por crecerse en los momentos importantes empujado por los "diablos rojos", sus incansables aficionados, que animan durante los 90 minutos del partido batiendo tambores sin cesar.

Pese a que en el Mundial de 2006 en Alemania tuvo una discreta aparición al no superar la liguilla por grupos, con sólo una victoria ante Togo, una derrota frente a Suiza y un empate ante Francia, los surcoreanos esperan que el equipo de Huh consiga hacer de nuevo historia.

Como motivación extra, la federación surcoreana de fútbol ha prometido dar alrededor de 117.000 euros (140.000 dólares) a cada jugador si Corea del Sur consigue integrar el grupo de las 16 selecciones en Sudáfrica, cantidad que aumentaría con una eventual llegada a cuartos de final.


  • 1