Local

En busca y captura el contratista condenado por las facturas falsas

La audiencia ordena a la Policía buscar a José Pardo y llevarlo al a cárcel, dodne debe cumplir una pena de tres años y nueve meses por malversación en el distrito Macarena.

el 07 feb 2011 / 16:40 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha dictado una orden de busca y captura, para su ingreso en prisión, contra el contratista José Pardo, condenado a tres años y nueve meses de cárcel como responsable de sendos delitos de malversación y falsedad documental al beneficiarse del cobro de obras no ejecutadas en el distrito Macarena de Sevilla, tras todo lo cual el Cuerpo Nacional de Policía ha iniciado el proceso para tratar de identificarlo sin que hasta el momento se hayan obtenido resultados positivos, según han indicado a Europa Press fuentes policiales.

En este sentido, fuentes judiciales han informado a Europa Press de que fue la pasada semana cuando el magistrado que presidió el jurado popular, Francisco Gutiérrez, emitió una providencia por la cual dicta una orden de busca y captura de Pardo para su posterior ingreso en prisión, ya que hay que recordar que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ratificó la decisión adoptada meses antes por la Audiencia Provincial y rechazó sustituir la pena de 21 meses de prisión correspondiente al delito de falsedad documental por el pago de una multa, confirmando así su ingreso en la cárcel.

En un auto, el Alto Tribunal andaluz recordaba que la existencia de los institutos de suspensión y sustitución de penas "no pueden concebirse como alternativas variadas y generales a la ejecución de penas privativas de libertad", sin que, además, quepa admitir, "salvo en supuestos excepcionales", una especie de "derecho del penado a elegir, modificar o variar las condiciones del cumplimiento de los beneficios concedidos para evitar la efectiva ejecución material de la pena de prisión".

Así, y bajo las premisas de que para suspender la condena de prisión el condenado debe haber delinquido por primera vez, ésta no debe ser superior a dos años y se deben haber satisfecho las responsabilidades civiles originadas, consideraba el TSJA que es imposible suspender la ejecución de las penas impuestas a Pardo, ya que, según el articulado del Código Penal, la suma de las penas impuestas no puede ser superior a los dos años de privación de libertad.

La Audiencia prosigue señalando que las penas impuestas sucesivamente a Pardo, a pesar de que se hayan cancelado sus antecedentes, "describen un historial delictivo sumamente grave", ratificando el dictamen de la Audiencia de que la trayectoria del encartado "denota peligrosidad y falta de estímulos reinsertadores de las condenas sufridas". Respecto a la falta de abono de la indemnización y multa fijadas en la sentencia, al tiempo de instar la sustitución de las penas impuestas, "resulta evidente que ni siquiera se ha podido efectuar el requerimiento de pago, por no encontrarse en su domicilio, habiéndose negado a firmar la madre por orden de su hijo", según el TSJA.

Conviene recordar que el otro condenado por estos hechos, el ex secretario del distrito Macarena José Marín, ingresó el 7 de abril de manera voluntaria en la prisión Sevilla I tras la condena de cuatro años y tres meses de prisión que le fue impuesta en último término por el Tribunal Supremo (TS) como responsable de sendos delitos de malversación y falsedad documental al beneficiarse del cobro de obras no ejecutadas en dicho distrito de Sevilla.

  • 1