miércoles, 19 diciembre 2018
08:49
, última actualización
Deportes

En cada esfuerzo y palada hay un lugar para Brasil 2016

En el CEAR La Cartuja están concentrados 29 de los mejores piragüistas españoles, que luchan y sueñan con estar en los Juegos Olímpicos.

el 28 nov 2014 / 12:21 h.

2014 Equipo de Piragüista Uno de los K4 de la selección española, a punto de salir a entrenar al Guadalquivir desde uno de los pantalanes del CEAR de La Cartuja. / FOTO: Inma Flores La jornada comienza temprano en el CEAR La Cartuja de Sevilla, son las 7 de la mañana cuando el grupo Kayak 1000 comienza a llegar al comedor para desayunar, con alguna cara de sueño incluida. El técnico Luis Brasero quiere aprovechar al máximo la cercanía del agua y en el grupo del olímpico Paco Cubelos todos saben que cada día de entrenamiento es esencial a la hora de alcanzar sus objetivos. No pasa mucho tiempo hasta que llega el resto.  El doble medallista olímpico Saúl Craviotto con sus compañeros del grupo kayak 200, el de kayak femenino y el prometedor  kayak S23. Un total de 29 palistas de un nivel excepcional, son los principales aspirantes a ocho de las doce medallas olímpicas de Aguas Tranquilas del programa de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.  Un objetivo por el que bien vale la pena mojarse, el inusual torrente de lluvia que cae sobre el Guadalquivir a su paso por la capital hispalense no es en absoluto un impedimento. Se oye un "de todas formas, íbamos a mojarnos” acompañado de risas y acto seguido los 16 de  Brasil 2016 comienzan un nuevo día de trabajo, que les acercará un paso más hacia sus metas y sueños. Una vez concluida la primera sesión del día los piragüistas españoles muestran su ilusión por estar en Brasil. Saúl Craviotto asegura que “primero tengo que ganarme mi plaza en España, hay gente que tiene mucha hambre de ganar”.  Pero adelanta su intención de intentar  “ir al Campeonato del Mundo de Milán en Agosto y ahí clasificarme para los Juegos y así olvidarme de problemas. Ya he vivido la situación de estar dos meses antes sin clasificar y la verdad es que se pasa bastante mal, aspiro a estar este ciclo olímpico tranquilo”.  Objetivos semejantes son los que persigue Paco Cubelos, que se siente satisfecho por estar en un grupo de tanto nivel: “Es el grupo de más nivel de 1000 metros que he visto y eso nos ayuda a todos a mejorar”. En el kayak femenino consideran precipitado hablar de medallas. La gallega   Ana Varela, que se posicionó en 2014 en puestos de clasificación olímpica, afirma que no puede relajarse: "  Aquí estamos en teoría las diez mejores, pero no puede haber tranquilidad porque sabemos que también hay gente fuera peleando con buen nivel”.

  • 1