Local

En deuda con El Pali

La familia del Trovador de Sevilla, con alrededor de 400 sevillanas, no ceja en su intento de que el Ayuntamiento le nombre Hijo Predilecto o le conceda la Medalla de la Ciudad a título póstumo

el 05 may 2014 / 22:28 h.

TAGS:

El Pali en una foto con el genio del flamenco Paco de Lucía, recientemente fallecido. / el correo El Pali en una foto con el genio del flamenco Paco de Lucía, recientemente fallecido. / el correo El 21 de junio de 1988 falleció, a los 60 años, el trovador de Sevilla. El Pali o Francisco de Asís Palacios Ortega. «Fue a Sevilla, como los naranjos al barrio de Santa Cruz y, sin embargo, tras 20 discos y alrededor de 400 sevillanas, la mayoría por y para Sevilla y Triana, aún no le ha llegado el homenaje que se merece». Por eso su familia, amigos y admiradores, el mundo de las sevillanas, artistas, comerciantes y políticos insisten en pedir que sea nombrado Hijo Predilecto de Sevilla o, por lo menos, se le conceda la Medalla de la Ciudad a título póstumo una vez cumplidos ya los 25 años de su muerte. Así lo explica el sobrino nieto de El Pali, José Antonio Palacios, quien recuerda que la comisión creada por la ya fallecida madre del artista, Magdalena Ortega, recogió más de 15.000 firmas para pedirle al Ayuntamiento que reconozca la figura de quien cantara Sevilla tuvo una niña, y le pusieron Triana... «Sin embargo, ni unos ni otros lo han nombrado Hijo Predilecto. Quizás se politizó mucho y por eso nunca salió», lamenta Palacios, quien asegura que la familia ya le entregó al alcalde, Juan Ignacio Zoido, el dossier en el que se detallan los méritos de El Pali y con el que se argumenta la oportunidad de que la ciudad le rinda un homenaje a título póstumo. «Es muy doloroso ver cómo, tras 25 años, no llega. Las medallas de la Ciudad a título póstumo ni siquiera restan a las demás, el ayuntamiento puede dar tantas como quiera, pero para El Pali aún no hay nada», critica su sobrino nieto. Sin embargo, quien escribiera y cantara El día que yo me muera, que no me llore Sevilla... sí ha tenido su reconocimiento en otros municipios. «En Sanlúcar tiene una plaza preciosa, en Utrera una calle; en Tomares, una glorieta y en Bonares (Huelva), otra, y eso que solo escribió una sevillana en alusión a estos dos últimos municipios. En Sevilla, en cambio, solo tiene el reconocimiento de los vecinos de El Arenal, que lo nombraron Vecino de Honor en 2008, varias placas pagadas por vecinos y amigos, una por el distrito en la Casa de la Moneda, donde nació, y un callejoncito en Triana donde solo hay una casa que lleva su nombre. Estaría contento por el sitio que tiene, tras Manuel Arellano, pero no es la calle que se merece El Pali», defendió Palacios, quien recordó que en 1992 Alejandro Rojas Marcos le dedicó la calle donde nació, pero tras una rotulación defectuosa y después de que no se inscribiera en el listado del callejero, en 2010 dicha calle retomó su antiguo nombre: Güines, una pedanía de Cuba. Así lo cuenta su familia, decepcionada por el trato dado a El Pali, un sevillano enamorado de su ciudad. Él mismo lo cantaba:Sevilla en la primavera, se corona de azahar, como una novia que espera, que la lleven al altar. Y en las noches silenciosas, de mi barrio del Postigo, te sueño, Sevilla hermosa, y sueño, mira qué cosa, que hasta me caso contigo. El sobrino nieto del autor de Ya no pasan cigarreras por la calle San Fernando... asegura que ya no pueden hacer más, que se han reunido con los responsables municipales de Cultura, Fiestas Mayores, del distrito… y que todo «depende del alcalde, según nos dicen». La Duquesa de Alba, la casa de Medinaceli, las hermandades de Sevilla, sus clubes de fútbol, políticos como Felipe González o Alejandro Rojas Marcos, el arzobispo emérito Carlos Amigo Vallejo... la lista de personas que dieron su apoyo a la concesión del título de Hijo Predilecto de Sevilla a Francisco Palacios Ortega es muy larga y más aún lo será porque la familia sigue sumando y renovando estos respaldos. Los directores de los principales medios de comunicación de la ciudad, el sacerdote y pregonero del pasado año Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, Cantores de Híspalis o la asociación de amigos de las sevillanas son, entre otros muchos, ejemplos de estos apoyos, según explica Palacios. Al cumplirse el 25 aniversario de al muerte de El Pali, el pasado año los actos y actividades alrededor de su figura fueron muchos. Entre ellos, El Correo de Andalucía dedicó una serie de artículos en su memoria y entregó a sus lectores una insignia. «El apoyo que nos brindó El Correo fue tal que la familia lo agradecimos haciéndole entrega de una placa», remarcó el sobrino nieto del artista que describió como en Sevilla Ya no se ven pianillos, ni a las guapas cigarreras... Ya no se ve en las plazuelas, los niños jugando al toro...

  • 1