domingo, 16 diciembre 2018
21:38
, última actualización
Local

En el corazón de Triana

La Comidilla (Triana). Un local con sabor con una magnífica terraza junto al Callejón de la Inquisición y el Mercado de Triana, gran esquina.

el 16 ene 2015 / 12:00 h.

TAGS:

LA FICHA:

  • Dirección: C/ Callao, nº 1. 41010 Sevilla.
  • Teléfono: 695 158 383
  • Horario: Todos los días de 12.30 a 17.00 y de 19.30 a 00.00. Viernes y sábados no cierra a mediodía.
  • Propietario: Manuel Campano
  El interior de La Cocinilla, un local que conserva la solera de la tradición trianera. / J.C. El interior de La Cocinilla, un local que conserva la solera de la tradición trianera. / J.C.   Manuel Campano, tras gestionar durante años un italiano en otra parte de la ciudad, se hizo con el local donde ahora se encuentra La Cocinilla, en Triana, en la calle Callao, un local que durante años fue la tienda de Confecciones Benavides, un negocio con solera en el barrio y que luego fue la ampliación de la abacería Casa Peral. El local se encuentra junto al Callejón de la Inqusición, que da directamente al paseo de La O en el río y junto a la entrada del Mercado de Triana, delante, en una acera muy amplia donde se encuentra el monumento a los alfareros y a la Soleá de Triana, colocan una magnífica terraza. Hamburguesa casera, Taleguilla, Magret y espaguetis. Hamburguesa casera, Taleguilla, Magret y espaguetis. Dentro, colores claros y luz, Manuel ha intentado salvar todo lo que ha podido de un local con tanta solera, techos altos de bovedillas con vigas de madera y altas columnas de forja, mesas con sillas de enea y detalles como el gran aparador de madera, la radio antigua, viejas chapas publicitarias o el viejo espejo de la antigua tienda, alternando con fotos de la nueva Sevilla y con grandes imágenes del pintor Álvaro Núñez que han servido de inspiración para la colorida y divertida decoración de las persianas matálicas ejecutada recientemente por la pintora italiana Alexandra del Bene. La pequeña barra acoge grifo de Cruzcampo y una buena vinoteca climatizada para albergar los buenos vinos de su carta, modernos y diferentes, todos servidos por copas, con etiquetas que son ya un éxito como el Verdejo K-Naia, el Albret Rosado Garnacha o el espumoso Raventós L’Hereu Brut, entre los tintos un muy rico Paso a Paso, junto a otros como los magníficos riberas Carramimbre y Carmelo Rodero o el granadino Señorío de Nevada. También cuentan con una buena nómina de destilados, incluso tienen una magnífica carta de gin tonics para amenizar la sobremesa en un local tan acogedor como La Cocinilla. La carta de tapas y raciones es ecléctica y variada, con propuestas tan clásicas como la tortilla de patatas (2,50 euros), el salmorejo (2,50/6,00 euros) o un solomillo de buey a la plancha (5,90/17,00 euros), y otras más innovadoras como la Garburguer (3,50 euros) una hamburguesa de garbanzos, sus tallarines thai con verduritas y salsa de soja (5,90 euros), o un risotto de confit de pato con verduras. Hay chacinas, ensaladas, tapas tradicionales, pastas y arroces, pescados y carnes. En la nueva carta se incorporan algunas recetas tan españolas como el bacalao ajoarriero (3,50/10,90 euros) o el atún encebollado tradicional y también a la plancha (2,50/9,00 euros). También hay propuestas fuera de la carta, algunas de ellas con tanto éxito que se incorporarán a la nueva carta que estos días se pone en marcha. También en febrero se pondrá en marcha un menú diario de precio económico con tres primeros y tres segundos a elegir. Uno de esos triunfos que, de momento, están fuera de carta son unos suculentos garbanzos con boletus y langostinos (2,70 euros), original mezcla de mar y montaña que funciona, intenso sabor y buena textura con un toque de cebolla crujiente que quizás no guste a los más ortodoxos cuchareros. Éxito es también su foi casero en micuit con confituras variadas (5,80 euros), un generoso bloque de foie fresco y de magnífico sabor que viene con tostaditas y tras tipos de confituras, donde nos pareció un magnífico acompañamiento para este foie la de higos, bien acompañado por el blanco semiseco Baloiro. Más flojos son los chipirones en su tinta (2,50/9,00 euros), tiernos pero muy cortos de sabor y con la salsa de tinta muy desvaida, viene con un trozo de pan frito en vez del clásico arroz blanco, el cambio no beneficia mucho. Excelente la hamburguesa casera de ternera (3,90 euros) un buen trozo de carne picada asada en su punto, rosada en el centro, que viene con mahonesa, lechuga y tomate natural, echamos en falta un toque de buena mostaza. Sabroso y con recuerdo oriental el magret de pato sobre cama de espaguettis (3,50/12,00 euros), en realidad tallarines con verduritas, mejor aún. Cremosa y con un punto acido la taleguilla de queso y gambas (2,90 euros). La Cocinilla puede darnos agradable sorpresas a poco que se esmeren en el camino que emprendieron aquel 15 de abril de 2011 y que seleccionen las buenas tapas que tienen en la carta.

  • 1