martes, 19 marzo 2019
10:50
, última actualización
Deportes

En el ecuador de la presión

El triple enfrentamiento ante el Deportivo de La Coruña llega a su ecuador, tanto en lo cronológico como en importancia. El encuentro liguero de hoy no será determinante, pero una derrota puede ligarse de manera decisiva al próximo miércoles para declinar el futuro del Sevilla y de Jiménez. Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 20:56 h.

El triple enfrentamiento ante el Deportivo de La Coruña llega a su ecuador, tanto en lo cronológico como en importancia. El encuentro liguero de hoy no será determinante, pero una derrota puede ligarse de manera decisiva al próximo miércoles para declinar el futuro del Sevilla y de Jiménez.

No será lo mismo afrontar la final anticipada -sobre todo para Jiménez- del próximo miércoles ante el Deportivo de La Coruña instalado en una cómoda posición de Liga de Campeones que en otra más retrasada de Copa de la UEFA. El técnico de Arahal posee hasta el momento un argumento poderoso y cargado de razón, su regularidad en la Liga, en la que el Sevilla es cuarto, a tan sólo un punto del segundo, el Valencia, y tres por encima del séptimo, el Villarreal.

Y ese argumento y ese sustento que hasta el momento supone el discurrir sevillista en la Liga se pone en disputa en Riazor, un escenario poco propicio, por cierto, para que nadie se juegue nada en nombre del Sevilla (dos triunfos en la Liga en los últimos 55 años). Una derrota e incluso un empate podrían apartar a los hispalenses de esas plazas de privilegio, mientras que una victoria desbancaría al reciente aspirante en que se ha convertido el conjunto gallego.

Porque tan verdad es que el equipo nervionense se mantiene en la pomada de todo lo importante en el campeonato de la regularidad como que ha entrado en otro importante bache de resultados, el que supone no pasar del empate ante el penúltimo y el último clasificado (Mallorca y Osasuna, respectivamente), resultados a los que se le une de forma consecutiva la eliminación de la Copa de la UEFA (el origen de tanta inquietud) y el halo de incertidumbre que rodea a la eliminatoria de los octavos de final de la Copa ante el Deportivo.

Los mismos. Por reiterativas que parezcan y sean las quejas de Jiménez no por ello dejan de estar cargadas de razón. Para el encuentro de hoy, el técnico de Arahal sigue contando con casi lo puesto debido a las lesiones y a la sanción de Duscher, por lo que apenas podrá introducir cambios. Romaric, Renato y Adriano serán las únicas novedades que podría realizar en el once con respecto al miércoles, y de ellos sólo el marfileño descansó en la Copa y no disputó ningún minuto. Mientras tanto, fichas como las de Mosquera y Javi Navarro siguen resultando inservibles tanto por estar ocupadas como por el rendimiento de quien las ocupa.

El Deportivo de La Coruña, que acumula siete victorias consecutivas en su estadio, sí recurrirá a las rotaciones esta noche. Aranzubia, Zé Castro, Filipe, Sergio Rodríguez, Lafita, Verdú, Guardado y Bodipo regresarán al equipo inicial.

  • 1