Deportes

En el Sevilla tienen fe en la remontada hacia Europa pese al lastre de las salidas

Aunque ostenta el segundo peor registro del club a domicilio en la historia de la Liga de los tres puntos, hay confianza en que, ganando los tres choques que restan podrán 'cazar' al debilitado Málaga.

el 14 may 2013 / 01:19 h.

elsevillavisitanteLa clasificación europea ya es casi una cuestión de fe en el Sevilla. Justo al acabar el partido de La Rosaleda la distancia con la séptima plaza se ampliaba a cinco puntos, con nueve por disputarse, pero tanto el entrenador, Unai Emery, como los jugadores, se mostraban convencidos de que si solventan con éxito los partidos ante Real Sociedad, Osasuna y Valencia acabarán entrando en Liga Europa.  Consideran, básicamente, porque aún pueden darse varias concombinaciones con múltiples empates, que el Málaga, visto lo visto en el partido del pasado domingo, no será capaz de ganar ninguno de los dos encuentros que le restan por jugar, puesto que adelantó el partido de la jornada 36 con su visita al Bernabéu, donde cayó por 6-2. Los de Manuel Pellegrini, que cuenta sus últimos días como entrenador del equipo de la Costa del Sol, con destino probable en el Manchester City, deben enfrentarse al Deportivo, que llegará a La Rosaleda en la penúltima jornada con la necesidad de ganar para evitar el descenso, y al flamante campeón de Liga, el FC Barcelona, en el Camp Nou. No estará, probablemente, Leo Messi, al que una lesión le impedirá volver a jugar hasta la próxima temporada, pero seguro que habrá jugadores del excelso plantel azulgrana con ganas de agradar en la despedida de la temporada. Si el Málaga sólo suma como mucho un punto acabará con 55, y el Sevilla, que ahora tiene 47, alcanzaría con tres victorias los 56. El empate con los malagueños a 56, si aquellos suman dos puntos, no le sirve al equipo de Emery, que en el average particular queda penalizado por la derrota por 0-2 en el Pizjuán. Otras combinaciones en la que el conjunto nervionense sale beneficiado es en un triple empate con Getafe y Betis, o en el empate con el conjunto verdiblanco, pero parece poco probable dada la ventaja notable que tienen los de Pepe Mel, que deben visitar al Mallorca en la próxima jornada (lunes día 20), recibir al Zaragoza y acabar la liga en Valencia ante el Levante, que a diferencia de mallorquines y aragoneses, que se juegan la permanencia, no tendrá ya nada en juego. En este Sevilla que sólo ha ganado en Liga un partido fuera, en septiembre del año pasado, al partido que menos fe se le puede tener es a la visita a Pamplona, que podría producirse con los navarros con necesidad de sumar algún punto más para lograr de forma matemática la permanencia, que podría darse antes si gana en Granada y no lo hace el Deportivo ante el Espanyol. Antes deben batir los sevillistas a la Real Sociedad, que aunque ya con plaza europea está peleando con el Valencia por la Champions y precisamente serán los de Mestalla los que visiten Nervión en la última jornada. Partido también difícil ante un rival potente pero que si se afronta con la opción de que el triunfo dé la plaza convertiría al Sevilla, con el apoyo de su estadio talismán, en favorito. Las circunstancias del Málaga son complicadas, con el entrenador negociando su futuro lejos del club, con deudas de por medio y los futbolistas reclamando a los rectores que aclaren cuál es la situación de la entidad y qué va a pasar con las nóminas atrasadas. Además, el domingo se pudo ver el grado de desgaste físico y mental que arrastran, aunque a favor tienen la gran ventaja de puntos que tienen. El Sevilla ya no dispone de margen de error y puede acabar pagando una temporada extraordinariamente pobre a domicilio, una de las dos peores de su historia en la Liga. Desde que se aplicó la regla de los tres puntos por victoria en la temporada 1994-1995, sólo hay una en la que el conjunto nervionense tuviese un peor registro que el actual como visitante. Fue en la 99-2000, cuando no ganó un solo partido de 19, cosechando 12 derrotas y 7 empates. Ahora lleva una victoria, 7 empates y 10 derrotas. Números de descenso como el que protagonizó en junio de 2000, y en cambio está aún luchando por plaza europea por sus excelentes registros en casa. La  posibilidad de elevar a dos triunfos su bagaje fuera si vence en Pamplona ya no le servirá en cualquier caso para evitar ser el segundo peor Sevilla fuera de la historia. Además, de estas 16 temporadas últimas, este Sevilla tiene también su segundo peor registro goleador fuera (16), clave en su declive.

  • 1