Deportes

En este camino no hay estrellas

El Sevilla aún no ha culminado la remontada que le deje a tiro de piedra de los cuatro primeros clasificados, aunque está en el camino. Un camino lleno de piedras y que se empina para el equipo de Jiménez que, en Bilbao, ante su mentor Joaquín Caparrós, contará con hasta nueve bajas. (Foto: Javier Cuesta)

el 14 sep 2009 / 22:34 h.

El Sevilla aún no ha culminado la remontada que le deje a tiro de piedra de los cuatro primeros clasificados, aunque está en el camino. Un camino lleno de piedras y que se empina para el equipo de Jiménez que, en Bilbao, ante su mentor Joaquín Caparrós, contará con hasta nueve bajas.

Y las bajas no sólo son importantes por la cantidad, que también, sino por la calidad de las mismas. Esta noche ante el Athletic de Bilbao el conjunto sevillista no podrá contar con sus dos máximos goleadores (Luis Fabiano, sancionado, ni Kanouté, con Malí) ni con su portero titular (Palop) ni con el baluarte defensivo de las últimas temporadas (Javi Navarro) ni con el de ésta (Dragutinovic, sancionado) ni con el pulmón en el centro del campo (Keita, también con Malí). A ellos se le suman otros dos jugadores que sin ser titulares sí que se esperaban en este tipo de encuentros, Koné (con Costa de Marfil), y Kerzhakov. El caso del ruso es más desesperante incluso por inesperado. Tenía todas las papeletas para ser titular en San Mamés y comenzar a reivindicarse en una temporada en la que está siendo martirizado por las lesiones, pero una vez más se cae de la convocatoria por molestias físicas. Esta vez en su tobillo.

Es decir, que la epidemia de bajas de la defensa (en la que aún se ¿espera? a Boulahrouz) se ha trasladado a la zona puntera del equipo, el ataque. Y eso es preocupante, porque el Sevilla se ha caracterizado esta temporada por su potencial ofensivo, que le ha mantenido donde está y le ha insuflado aire cuando lo ha necesitado. Es preocupante además porque Chevantón ya ha demostrado que no es Kanouté ante la portería y porque recambios ya no quedan. Están en África. Por ello, Jiménez se ve obligado a tirar de un jugador que hace apenas tres meses no tenía ficha y del delantero del filial, Juanjo. Lo más probable es que -de hecho es casi la única solución- el técnico del Arahal coloque a Renato como mediapunta, con el charrúa por delante, aunque incluso Juanjo podría tener alguna oportunidad.

Con el delantero cántabro por cierto serán siete los futbolistas procedentes del segundo equipo los que acudan a San Mamés: Vargas, Fazio, Lolo, Crespo, Navas, Capel y el mismo Juanjo. Curiosa circunstancia, sobre todo cuando la temporada pasada el único canterano titular en La Catedral fue el malogrado Antonio Puerta, aunque luego Alfaro tuvo unos minutos.

Un flojo athletic.

En cualquier caso, igual de cierto es que el Sevilla se está encontrando con serios problemas en este mes de enero como que el Athletic de Bilbao de 'Jokin' Caparrós es el mejor rival al que visitar en tales circunstancias. No es casualidad que el conjunto vasco ocupe el puesto 17 en la clasificación, solo haya ganado un partido como local y haya hecho solo siete goles en San Mamés, que se está convirtiendo esta temporada en un auténtico chollo para los equipos que acuden a la capital del Botxo. Para cumplir con la estadística en la ciudad vizcaína tendrá que utilizar el Sevilla otros recursos, como el estelar momento de forma de su banda derecha, con Daniel y Navas, o aprovechar la explosividad de Capel, aunque puede dejar su sitio en el once a Adriano. Eso para atacar. Porque para defender también tiene Jiménez su plan, que parece pasar por contrarrestar el juego directo y aguerrido del Athletic. Caparrós sabe con lo que cuenta e intenta explotarlo al máximo. Altura y segundas jugadas. Para el primer caso Fazio puede tomar la alternativa, en el segundo Poulsen y Martí son los elegidos para romper el juego local.

  • 1