Local

"En Gaza no hay escasez de nada ni crisis humanitaria"

El embajador de Israel en España, que ha estado en Sevilla para promocionar  una acción comercial con empresas andaluzas, insiste en que el proceso de paz es posible y avisa de que no permitirán el acceso de otra ‘Flotilla de la Libertad.

el 03 abr 2011 / 19:06 h.

TAGS:

El embajador de Israel en España, Raphael Schutz, posa en el hotel Alfonso XIII de Sevilla el pasado jueves.

-¿Se retomará pronto el diálogo con los palestinos para intentar sellar la paz en la zona?
-Israel siempre está a favor del diálogo pero hay dos problemas. La división interna palestina impide una línea de Gobierno clara. Por otro lado, la sociedad palestina está encabezada por una banda de terroristas llamada Hamás. Los palestinos deben entonces decidir si quieren un modelo civilizado o uno terrorista.

-Siempre están discutiendo quién empieza primero las agresiones, al menos es la percepción desde fuera.
-Es la imagen que se puede dar pero en Gaza y al lado de la franja hay gente que lo único que quiere es vivir en paz. No hay ningún obstáculo para que la gente de Gaza viva tranquila, pero están liberados por una banda cuya ideología es la de no dejar vivir en paz a Israel .

-¿Teme que la ONU reconozca un Estado palestino?
-Los palestinos y sus aliados árabes gozan de una mayoría, yo diría que casi automática, en las instancias internacionales. La pregunta no es si puede reconocerlo, claro que sí. Pero hay que hacer otra pregunta: ¿qué validez tiene un reconocimiento que no está basado en la negociación directa? Yo diría que poca. Nosotros queremos que el futuro del Estado palestino sea viable, no virtual.

-Entonces, ¿Israel sí quiere un Estado palestino?
-Obviamente, sí. Entendemos que los palestinos merecen un estado al lado del Estado del pueblo judío, al lado de Israel. Pero siempre viviendo uno al lado del otro y no uno amenazando a otro.

-¿Qué le diría a aquellos que ven los asentamientos como una provocación?
-Les diría que son esclavos de un discurso adoctrinado y que a lo largo de la historia los asentamientos nunca han sido un obstáculo para la paz. El actual Gobierno es el que menos asentamientos construye , no ha levantado ninguno nuevo y los pocos que se construyen están dentro del perímetro de los ya existentes. Además, las colonias ya fueron aceptadas por los palestinos en negociaciones previas.

-Pero la ONU sí los rechaza...
-Lamentablemente, la comunidad internacional no acepta nuestro punto de vista. Israel no busca el apoyo internacional en el tema de los asentamientos, pero sí insiste en que la gente de la calle tenga presente la realidad. Ni en el pasado ni ahora, los asentamientos han sido un escollo sino más bien una excusa palestina para no retomar las negociaciones.

-¿Cómo es hoy en día la relación con España?
-Hemos sabido conducir nuestra relación de forma constructiva. Los hechos del pasado son del pasado y hoy sabemos los puntos importantes de cada lado. Intentamos ser constructivos.

-¿Percibe un aumento del antisemitismo?
-El antisemitismo clásico está basado en estereotipos religiosos en declive, pero sí hay un antisemitismo en aumento basado muchas veces en una flagrante actitud contra Israel. Y la manifestación más clara de este último antisemitismo es el rechazo de la existencia de Israel como Estado nación del pueblo judío.

-El mundo árabe está en estos momentos en un proceso de cambio. ¿Teme una revolución palestina contra ustedes?
-No. La sociedad palestina, dentro del mundo árabe, es la más democrática. El primer desafío de la sociedad palestina debe ser su propia dirección interna. Una parte -Cisjordania- sí es democrática, pero la otra -Gaza- está tomada por un radicalismo que oprime a los suyos. Hay una opresión tremenda a los propios palestinos por parte de la banda terrorista Hamás.

-Hay prevista otra flotilla de ayuda humanitaria a Gaza, con participación española. ¿Podrá llegar a la franja?
-La primera flotilla fue netamente política y estaba disfrazada con un pretexto falto de derechos humanos. Los turcos que formaban parte de ella eran miembros de una organización terrorista, de la IHH. Nosotros tenemos muy claro que cualquier material humanitario puede pasar a la franja de Gaza y de hecho allí no hay crisis humanitaria ni escasez de nada y lo digo claro. La flotilla sólo tiene el objetivo político de apoyar a la banda terrorista Hamás y no lo vamos a permitir.

  • 1