En La Luisiana y Fuentes de Andalucía ganan los mismos alcaldes con distintas siglas

El cambio de partido de Emilio Gordillo en La Luisiana y la ruptura del pacto entre IU y NIVA, con Miguel Fernández León a la cabeza, han propiciado que sus nuevos alcaldes no sean tan nuevos.

el 28 may 2011 / 18:46 h.

Emilio Gordillo (izda.) vuelve a ser alcalde de La Luisiana. Miguel Fernández León (dcha.), seguirá como alcalde de Fuentes de Andalucía.
Emilio Gordillo vuelve a la alcaldía de La Luisiana-El Campillo cuatro meses después de que una moción de censura de sus antiguos compañeros de Izquierda Unida lo desalojara. Gordillo vuelve a tomar el bastón de mando pero esta vez por el PSOE y con mayoría absoluta (seis ediles de 11). Muy cerca de La Luisiana, en Fuentes de Andalucía, Miguel Fernández León, seguirá siendo alcalde gracias a los seis concejales que ha obtenido con Nueva Izquierda Verde Andaluza (NIVA), dos menos que los que tuvo cuando encabezó la coalición formada por IU y Nueva Izquierda.


Ambos regidores tienen en común el haberlo sido por un partido y serlo ahora por otro distinto, aunque en el caso de Fuentes no por mayoría absoluta. Fernández León ha pasado de ser un independiente que encabezaba por consenso la lista de IU-NIVA, que sacó mayoría absoluta en 2007, a presentarse como alcalde de esta última formación, con tránsfugas de IU incluidos en la candidatura.

En actual alcalde en funciones era el candidato para volver a ser cabeza de una lista integrada por IU y NIVA. Pero los acuerdos para repartir los puestos en la misma se rompieron y cada uno presentó su candidatura. Además, hubo concejales de la coalición de izquierdas que optaron por pasarse a la lista de Nueva Izquierda. Esa división ha dejado a IU fuera de la corporación fontaniega.

Ahora, NIVA tiene el apoyo tácito del único concejal del PP para mantener a Fernández León en el gobierno otros cuatro años, aunque es probable que no lo necesite y pueda gobernar en solitario. Según explicó el regidor, en el pasado mandato "ha habido buena sintonía con el PP", una sintonía que no tiene el edil popular con el PSOE ni los socialistas con NIVA. "Ha habido sondeos, rumores, de que podríamos pactar y estar dos años cada partido en la Alcaldía formando una especie de gran coalición de izquierdas", reconoció Fernández León y añadió: "pero en mi opinión no es viable". Sin embargo, aseguró que "ahora estamos todavía en las preliminares y no tenemos cerrada ninguna decisión".

El de La Luisiana es un caso distinto. Emilio Gordillo anunció a finales del año pasado a sus compañeros del grupo municipal de Izquierda Unida su decisión de abandonar la formación para negociar el ser cabeza de lista del PSOE luisianero.

Aunque él asegura que todos lo entendieron, en enero fue desalojado de la Alcaldía por una moción de censura que necesitó del voto de tres concejales independientes para salir adelante, ya que hubo ediles del gobierno local que no quisieron firmarla y dimitieron hasta dejar a IU-CA en minoría en la corporación.

El pasado domingo reeditó la mayoría absoluta que tuvo IU en 2007 pero con el PSOE. El alcalde atribuye los resultados al año y medio que estuvo en la Alcaldía y a la moción de censura que le desalojó "de forma injusta y extemporánea", según él. Un éxito electoral que, además de devolverle la Alcaldía de la localidad, supone que el PSOE recupera el poder en La Luisiana 16 años después, tras cuatro mandatos de IU con mayoría absoluta.

"Me da la sensación de que me han apoyado porque han sabido de mi implicación y mi trabajo, porque he mantenido la misma versión [sobre su paso al PSOE] y como castigo a Izquierda Unida por la moción de censura", apuntó el alcalde, que aseguró que se va a reunir con el actual gobierno para estudiar y sacar adelante los proyectos estancados "de acuerdo con el programa del PSOE, que es realista, porque conozco perfectamente la situación económica del Ayuntamiento", enfatizó.

El PSOE de La Luisiana ha conseguido la mayoría absoluta de seis concejales en el Ayuntamiento. La Agrupación de Electores Independientes (ADEI) ha conseguido tres ediles, mientras que IU se ha desplomado hasta quedar como tercera fuerza en el municipio, pasando de seis a dos concejales.

  • 1