miércoles, 16 enero 2019
03:55
, última actualización
Local

En libertad con cargos el detenido por colocar un boli con cámara de vídeo en el aseo de su suegra

el 21 oct 2011 / 12:25 h.

TAGS:

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Carmona (Sevilla)  ha dejado en libertad con cargos al hombre de 34 años de edad,  identificado como N.R.T., que fue detenido por la Guardia Civil de  Los Alcores tras colocar presuntamente un bolígrafo con cámara de  vídeo en el cuarto de baño de su suegra, en la localidad de El Viso  del Alcor.   

En este sentido, fuentes de la investigación han informado a  Europa Press de que, tras pasar a disposición judicial, el juez ha  dejado a este individuo en libertad con cargos por un supuesto delito  contra la intimidad.

La actuación de la Benemérita se inició a raíz de una denuncia  interpuesta por una vecina de este municipio, que informó de que  acababa de percatarse de la presencia de un bolígrafo en su cuarto de  baño, el cual parecía estar provisto de una cámara para grabar  imágenes. También comentó que no sabría decir el tiempo que podía  llevar ese artilugio colocado allí.

La denunciante mostró a los agentes su preocupación, pues ese baño  era frecuentado por numerosos miembros de su familia, como su marido,  sus hijas solteras o sus nietos, entre otros, según informó el  Instituto Armado en un comunicado de prensa.  

Tras ello, los agentes de la Guardia Civil se hicieron cargo de  esclarecer estos hechos, comenzando por la prueba aportada por la  denunciante, en concreto un bolígrafo de un grosor algo mayor del  normal pero de una apariencia similar a cualquier otro, que incluso  tiene un depósito de tinta.  

CONFIESA LOS HECHOS

Al inspeccionarlo detenidamente, los agentes apreciaron que, en su  parte superior, tiene un interruptor y también está provisto de un  dispositivo de grabación/reproducción de audio y video. Los agentes  visualizaron las imágenes grabadas en este artilugio y, en una de  ellas, apreciaron a un hombre manipulando el bolígrafo y dirigiéndolo  hacia la bañera, comprobando en repetidas ocasiones la orientación de  la cámara.

Una vez descubierta la identidad de esta persona, resultó ser un  yerno de la denunciante. Los agentes consiguieron localizarlo, puesto  que había abandonado el domicilio conyugal, y finalmente confesó los  hechos, tras lo que fue detenido por un presunto delito contra la  intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del  domicilio.

  • 1