Local

En libertad con cargos el hombre que arrolló y mató a una anciana

José R.M., el jubilado de 68 años que atropelló el miércoles a una mujer de 72, que falleció poco después, salió ayer en libertad con cargos tras declarar ante el juez. Como medida cautelar, se le ha retirado el permiso de conducir, se le ha intervenido el vehículo y deberá presentarse en el juzgado cada 15 días.

el 15 sep 2009 / 07:00 h.

TAGS:

José R.M., el jubilado de 68 años que atropelló el miércoles a una mujer de 72, que falleció poco después, salió ayer en libertad con cargos tras declarar ante el juez. Como medida cautelar, se le ha retirado el permiso de conducir, se le ha intervenido el vehículo y deberá presentarse en el juzgado cada 15 días.

La Fiscalía de Tráfico entiende que José R.M. carece de antecedentes penales, tiene una edad avanzada y su domicilio está perfectamente localizado, por lo que desestimó su ingreso en prisión por el trágico suceso ocurrido en el cruce de Puerta Palma el pasado miércoles.

Además, se han tenido en cuenta otras consideraciones que podrían haber influido en el accidente, como que el jubilado tiene un ojo de cristal y está enfermo, según alegó la fiscalía. Aún así, el conductor deberá personarse cada 15 días en el juzgado de Écija, ya que sobre él pesan los cargos de un presunto delito contra la seguridad del tráfico con el resultado de homicidio imprudente.

José R.M. pasó la noche del miércoles en el calabozo de la comisaría de policía de Écija y se presentó ante el juez ayer por la mañana. En torno al mediodía quedó en libertad con cargos. Según fuentes policiales y de la fiscalía, ninguno de los testigos del accidente en el que murió Ana E.G., la anciana de 72 años atropellada, confirmó que la mujer estuviera pasando por el paso de cebra de la calle Calzada en el momento del accidente.

El conductor dio positivo en un control de alcoholemia hecho tras el accidente, que ocurrió casi a las diez de la mañana en Puerta Palma, un cruce de sólo dos direcciones y bien señalizado, donde, según la policía local, nunca ha habido accidentes graves.

Alcohol . En ese control de alcoholemia, el jubilado dio una tasa de 1,04 miligramos de alcohol en aire espirado. Cuando se repitió la prueba unos minutos despuésel resultado fue de 1,00, una cantidad que multiplica por cuatro los niveles permitidos, que son de 0,25 miligramos.

Los restos mortales de Ana E.G. fueron enterrados ayer por la tarde tras una ceremonia en la iglesia ecijana de El Carmen, abarrotada por casi 200 vecinos de la localidad. La mujer, viuda y con una sobrina a su cargo, cuidaba también de una hermana menor que ella, enferma de riñón y que recibía un tratamiento de diálisis. Según fuentes de la familia, otra de sus hermanas -eran cinco- falleció hace sólo unos meses.

  • 1