Local

En libertad con cargos los cinco detenidos en la ocupación de un bloque de la Alameda

Entre ellos se encuentra una periodista que se negó a entregar su cámara a la Policía

el 25 nov 2012 / 15:49 h.

TAGS:

-->

Los cinco detenidos durante el enfrentamiento registrado el sábado entre policías y manifestantes tras la ocupación de un edificio en la calle Lumbreras fueron puestos a disposición judicial, tras pasar la noche en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía en Blas Infante, a mediodía de ayer. Tras prestar declaración, a primera hora de la tarde, el juez decretó su libertad con cargos tras acusarles de resistencia y atentado a la autoridad, ocupación, lesiones y altercados. Los detenidos son cuatro varones de entre 34 y 64 años y una cámara de televisión que cubría la información para La Sexta.

Los detenidos negaron las acusaciones de la Policía, que justificó la carga de sus agentes con porras por que los manifestantes les lanzaron "piedras y botellas". Hay ocho agentes heridos, dos de ellos de baja, según la Policía, y una decena de manifestantes contusionados, según el 15M.

Todo ocurrió cuando, al paso de la manifestación convocada el sábado por colectivos sociales contra los desahucios, se hizo pública la ocupación por parte de 18 familias (22 adultos y ocho niños) de otros tantos pisos en un edificio de la calle Lumbreras que, según las organizaciones, lleva años vacío y pertenece a una inmobiliaria embargada por la CAM, una de las cajas de ahorro intervenidas. Cuando la manifestación siguió camino a las setas, agentes motorizados de la comisaría de la Alameda se personaron en el edificio, según la Policía a requerimiento del propietario. Los ocupas alertaron a los manifestantes, que retrocedieron hasta el edificio, donde se produjeron los altercados.

Ayer, las familias permanecían en el edificio, donde sobre las 13.00 horas se celebró una concentración de apoyo a los inquilinos de la ya bautizada como Corrala La Ilusión. Los pisos carecen de luz, agua y cocinas equipadas, ya que solo tienen sanitarios, según explicó Juan, uno de los ocupas al que todos se remitían como "portavoz", ya que "por seguridad" negaron el acceso al interior a los medios. Juan, de 37 años, lleva parado desde julio y vivía en casas de amigos y familiares hasta ahora.

Los parientes y allegados de los ocupas les aprovisionaban ayer de bocadillos, comida envasada y garrafas de agua que subían en cestas con cuerdas por la ventana. Aunque algunos ya llevan días allí, aún no han trasladado colchones y duermen en mantas.

Vanesa llevó "mudas, toallas y comida" a su marido, Sergio. En mayo de 2010 les embargaron porque él se quedó parado y no podían pagar el alquiler. Él se instaló con su padre y ella, con sus dos hijos de 4 años y año y medio, con su madre. "Una amiga del barrio -la barriada de Begoña- que también está en otro piso ocupado nos puso en contacto con el 15M. No sabíamos ni el sitio ni el día en que se haría y ayer mismo [por el sábado] íbamos en la manifestación y se hizo", explica Vanesa. "No me había visto nunca en esta situación, pasas muchos nervios y un poco de miedo, sobre todo cuando se lió ayer [por el sábado]", relata. Rocío ha cambiado el garaje en el que llevaba dos meses y medio viviendo con su hijo de 11 años (su otra hija de 5 estaba con el padre), aunque ha entrado de ocupa sola, sin los niños. Desde marzo no tiene ingresos y el banco subastó su piso al no pagar la hipoteca. Roberto lleva dos años parado y desde que en septiembre le desahuciaron por no pagar el alquiler ha ido de albergue en albergue, durmiendo en casa de amigos o en la calle. Una pareja, Libertad y Antonio, se encontraba ayer en el hospital ya que ella está a punto de dar a luz.

-->-->

  • 1