Local

En libertad los dos detenidos en Camas tras una persecución

Los dos arrestados, que se dedicaban a estafar droga y dinero a los narcos, han prestado declaración ante el juez.

el 15 feb 2010 / 21:03 h.

TAGS:

El coche en el que huyeron los dos presuntos traficantes.

Después de una espectacular operación policial que durante unas horas tuvo en vilo a gran parte del municipio de Camas la tarde del jueves, los dos individuos detenidos han quedado en libertad tras prestar declaración ante el juez de guardia el pasado sábado.

Los dos arrestados pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 11 de Sevilla, que el sábado esta en labores de guardia, pese a que la investigación no la coordina un juez de Sevilla, sino de un juzgado de Chiclana. En otras ocasiones, en casos similares, los detenidos han sido puestos a disposición del juzgado que lleva la instrucción, aunque con este asunto se ha llevado al que le correspondía por el lugar de la detención.

Los dos presuntos narcotraficantes, cuya identidad no ha sido desvelada por la Policía al encontrarse la operación abierta, quedaron en libertad después de que el fiscal no solicitara la comparecencia necesaria para solicitar la prisión preventiva, según explicó ayer la Cadena Ser.

Al parecer, las dos personas detenidas son dos estafadores que se dedican a engañar a narcotraficantes con los que contactaban para comprarles droga. Sin embargo, luego buscan la forma de quedarse con la droga sin entregarles a cambio el dinero.

Tras el rastro. La detención en Camas se produjo después de que la Policía viniera siguiendo a los delincuentes por carretera, con el apoyo aéreo de un helicóptero. La operación se precipitó cuando los presuntos narcos se dieron cuenta de que eran perseguidos por policías de paisano. Fue entonces cuando, sobre la siete de la tarde, entraron en el barrio de Hiconsa de la localidad camera.

Allí abandonaron un radiante vehículo Citroën, que había sido comprado recientemente, y salieron corriendo. Uno de ellos llevaba un arma en la mano, lo que desató el pánico entre los vecinos de la zona. Rápidamente el barrio se llenó de coches de policías, entre los que se encontraban agentes del Grupo de Operaciones Especiales (Goes), experto en situaciones de riesgo.

La operación está dirigida por el Grupo Especial contra el Crimen Organizado (Greco) de Cádiz y por un juzgado de Chiclana e intenta averiguar las actividades de este grupo de narcotraficantes que tiene conexiones en Madrid.

Uno de los componentes del grupo, un hombre alto y canoso según la descripción de los vecinos, fue detenido en la calle Marbella. Allí fue reducido por agentes de paisano e introducido en uno de los coches policiales. El segundo fue arrestado en el número 3 de la calle Galicia. Según relataron los testigos presenciales, el supuesto narco se escondió en el hueco de la escalera, hasta que entró la Policía. El joven, corpulento y con la cabeza rapada, salió corriendo hasta el quinto, donde finalmente fue arrestado. El joven salió con las esposas puestas del bloque e introducido en el coche policial. Los vecinos contaron que salió con una media sonrisa desafiante e irónica. La operación sigue abierta.

  • 1