martes, 11 diciembre 2018
07:30
, última actualización
Deportes

En Lugo llegó la tercera

Unos 500 béticos, entre desplazados y residentes en Galicia, presenciaron la tercera victoria consecutiva de Merino en la Liga.

el 14 dic 2014 / 13:04 h.

CD Lugo - Real Betis. / Foto: LOF CD Lugo - Real Betis. / Foto: LOF Margota Piñero. Se consumó la tercera victoria consecutiva de Merino en Liga, algo que deja en un segundo plano los debates entre Serra y Mel en los corrillos verdiblancos. Parece recompensado el esfuerzo realizado por los béticos para estar presentes en un partido que no prometía ser especialmente destacable antes de su arranque, aunque todos los envites del Real Betis son imprescindibles para alcanzar el objetivo del soñado ascenso. CD Lugo - Real Betis. / Foto: LOF CD Lugo - Real Betis. / Foto: LOF La primera mitad, insulsa, no evitó que los aproximadamente 500 béticos que se habían desplazado hasta Lugo se dejaran la garganta, a pesar de las circunstancias. Ya media hora antes del arranque del envite se rugía, en un prácticamente despoblado Ángel Carro, el himno del club verdiblanco. Una amalgama de béticos desplazados desde la capital andaluza, unidos con béticos de la comunidad gallega. Y mientras el Betis no jugaba a nada en el césped gallego, una pancarta de apoyo a Rubén Castro como máximo goleador verdiblanco ondeaba cerca de los banquillos, como un presagio de lo que iba a suceder. CD Lugo - Real Betis. / Foto: LOF CD Lugo - Real Betis. / Foto: LOF Ya lo pronosticaba Merino antes del partido: “Para ganar tenemos que estar al 100%”. Y parece que sí estuvieron al máximo sus hombres para arrancar los tres puntos de un partido sin atractivo deportivo alguno. Pero después de casi tres años, los verdiblancos han logrado encadenar tres victorias consecutivas que lo acercan un poco más al final del túnel. Destacó el escandaloso aplauso a Rennella al ser sustituído, ya que el francés volvió al estadio  donde se ganó a los aficionados lucenses con sus goles la pasada temporada, cuando jugó en calidad de cedido por parte del Real Betis. Tampoco pasó por alto el debut del canterano Fabián, que arrancó la temporada en las filas del conjunto de División de Honor verdiblanco y en tres meses ha logrado demostrar que es totalmente válido para la primera plantilla. Sin embargo, fue por las paradas de Adán y por el gol de Rubén por lo que los béticos presentes en el Ángel Carro explotaron en éxtasis. Recompensa obtenida. Precisamente este tanto de Rubén, además de recolectar los tres puntos para los verdiblancos, supone la décimotercera diana del canario esta temporada y lo planta a cuatro goles del centenar con la elástica verdiblanca. Poco queda de los cánticos por Pepe Mel, presentes en la mayoría de los partidos disputados por el Real Betis esta temporada a causa de la consecuencia de resultados negativos y del poco fútbol del equipo. Parece que las aguas se estancaron en el revuelto océano bético con las tres victorias de Merino y que poco importa la derrota bochornosa ante el Almería en Copa en un Villamarín en el que sólo se escuchaba el eco de los jugadores. La significativa victoria supone un alivio para los aficionados y un punto de inflexión para el club, ofreciendo una estabilidad que resultaba imprescindible en los alrededores de La Palmera a causa del malestar generado por las cuestionadas gestiones. Pero finalmente, los gritos de ánimo que destacaron en las gradas gallegas por parte de los aficionados béticos se vieron premiados por la consecución del máximo botín del partido. El único asunto pendiente del conjunto verdiblanco es recuperar el fútbol que parece tener olvidado y continuar acumulando victorias que faciliten el desarrollo de la temporada y ofrezcan a los aficionados el aliciente para seguir animando. CD Lugo - Real Betis. / Foto: LOF CD Lugo - Real Betis. / Foto: LOF

  • 1