Local

En memoria del Hotel Venecia

El Corte Inglés emula en su nueva tienda de la plaza del Duque el antiguo edificio de finales del XIX

el 18 sep 2011 / 18:35 h.

TAGS:

La nueva fachada de la tienda de El Corte Inglés en el Duque recuerda al antiguo Hotel Venecia.

Más de un siglo después de su derribo, el antiguo hotel Venecia, antes gran fonda de Roma, ha recibido un homenaje al servir de inspiración para la fachada de la nueva tienda multimarca que El Corte Inglés ha abierto en la plaza del Duque, justo en el lugar en el que se levantaba este edificio de finales del siglo XIX. El hotel Venecia, instalado en el número 6 de la plaza del Duque, respondía a un tipo de arquitectura ecléctica que surgió entre finales del XIX y principios del siglo pasado, ante el auge de los estilos modernista y regionalista, según recuerda el historiador Nicolás Salas, que compara la morfología del desaparecido hotel Venecia con el del hotel Simón, todavía en pie en la calle García de Vinuesa.


Como el hotel Simón, el Venecia ocupaba un edificio de tres plantas, con fachada de cinco ventanas en la tercera y cinco balcones en la segunda, rememora Salas. En su aspecto destacaban los balcones de los extremos por sus delicados cierres metálicos semicirculares.


Su interior albergaba un amplio patio enclaustrado, con dobles galerías sostenidas por columnas de mármol, unidas por arcos de medio punto. Había sido remachado con exquisitos materiales, como puede comprobarse en el anuncio de la subasta de materiales que se publicó en la prensa cuando fue demolido: entre los materiales de derribo estaban las columnas talladas y la escalera principal de mármoles italianos, una fuente también de mármol ubicada en el patio principal y otra de cerámica que se encontraba en el patio-jardín, puertas y ventanas de madera de caoba, hierros de forja en el zaguán y el segundo patio, losas de Tarifa...


Según recuerda Nicolás Salas, en 1900 el edificio era utilizado por la empresa hotelera Fonda de Suiza y Roma, propiedad de María Sánchez. En torno a una década después, cuando las principales fondas de la ciudad pasaron a denominarse hoteles, se convirtió en el hotel Roma, propiedad de Mauricio Gordillo. En 1917 compartió edificio con el hotel Venecia, del que era dueño Doroteo Vázquez Bermejo, que ocupó por completo el edificio a mediados de los años 30 y hasta principios de los años 60, cuando fue clausurado. Recuerda el historiador que durante la Guerra Civil española este establecimiento alojó a numerosos periodistas extranjeros, algunos de los cuales se convirtieron a su vez en noticia al ser acusados de espías, como ocurrió con Arthur Koestler, autor del libro Del cero al infinito.


La recreación realizada ahora por El Corte Inglés, que sustituye a la fachada plana de color blanco que cubrió el inmueble en los últimos años -cuando estuvo ocupado por las firmas Marks & Spencer y Sfera- recupera la división en varias plantas y las series de cinco huecos, balcones en el caso de la primera planta y ventanas en la tercera y cuarta, ya que al nuevo edificio se le ha añadido una planta más. El nuevo espacio estará dedicado exclusivamente a la moda, en especial para la mujer, con expositores de "prestigiosas marcas internacionales", según informó la compañía.

  • 1