Local

En Sevilla no se pone el sol

Un doctor gallego muy inteligente acaba de proclamar que el cambio de hora es, básicamente, una memez bastante perjudicial. Y hete aquí que servidor, a la sazón presidente vitalicio de la Asociación de Damnificados por Estar el Sol Fuera a las Diez de la Noche, se apunta a hacerle los coros a dicha eminencia.

el 15 sep 2009 / 02:24 h.

Un doctor gallego muy inteligente acaba de proclamar que el cambio de hora es, básicamente, una memez bastante perjudicial. Y hete aquí que servidor, a la sazón presidente vitalicio de la Asociación de Damnificados por Estar el Sol Fuera a las Diez de la Noche, se apunta a hacerle los coros a dicha eminencia, con el mismo afán y las mismas pelucas con que se los hacían a Massiel las tres canijas aquellas de los dientes. Qué gran verdad. Juran las autoridades que se ahorra mucho dinero y mucha energía llevando el crepúsculo a la madrugada, pero el doctor responde que ¡cáspita! y que ¡válgame Dios! Energía se ahorra toda, ciertamente: no hay quien pueda dar un paso en esta Sevilla imperial de los Austrias donde no se pone el sol. Dicen los expertos que más vale dejarse de cuentos y seguir los dictados del reloj biológico. Me pido el del gallego ése, salvo que aparezca antes un donante finlandés. Qué fresquito más agradable.

  • 1