lunes, 18 febrero 2019
14:50
, última actualización
Economía

En tenso compás de espera

El FROB decidió anoche quién se queda con Cajasur, pero lo hará público hoy.

el 15 jul 2010 / 20:44 h.

TAGS:

El subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, en la UIMP hace varios días.

En un compás de tensa espera hasta hoy. El Consejo Rector del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), encargado de la adjudicación de Cajasur, se reunió ayer por la noche para decidir cuál de la media docena de entidades interesadas en hacerse con la cordobesa, intervenida el pasado 22 de mayo, se queda finalmente con ella.

De ese encuentro, que arrancó a las nueve de la noche, salió la decisión definitiva, si bien la intención del FROB era no darla a conocer hasta hoy, coincidiendo con la reunión de la Comisión Ejecutiva del Banco de España, que también abordará esta cuestión. Al cierre de esta edición no había trascendido el resultado. La tensión era evidente en las entidades y en la Junta de Andalucía.

Fuentes del sector señalaron que, tras informar a la entidad vencedora, el Banco de España hará público un comunicado con el resultado de la subasta, algo que previsiblemente ocurrirá a media tarde, una vez que hayan cerrado los mercados, pues una de las candidatas, el Banco Sabadell, cotiza en bolsa y el resultado de la puja -tanto en positivo como en negativo- podría interferir en la cotización.

De todas las ofertas que están sobre la mesa -Unicaja, Cajasol, Sabadell, BBK, Banca Cívica y BBVA- es la malagueña la que parte como favorita. No en vano es la que mejor conoce los números de la cordobesa, tras negociar durante diez meses una fusión con ella que resultó fallida.

En el caso de que sea así, entra un nuevo participante en juego, la sevillana Cajasol. Y es que, tras la imposibilidad de que ambas acercaran posturas para presentar una oferta conjunta por Cajasur para evitar que la caja saliera de Andalucía, llegaron a un acuerdo de mínimos: si una se adjudica la cordobesa, la otra participará en su gestión, aunque sin más detalle de cómo se articularía esa colaboración.

Igual ocurriría en el supuesto de que Cajasol resultase adjudicataria, opción menos probable.

El Banco Sabadell, cuya oferta adelantó este periódico, contaba con una sólida propuesta en la que apenas requería fondos públicos, mantenía la mayoría de la plantilla y aseguraba en Córdoba la sede del negocio de la zona sur. Sin embargo, su oferta ha caído en desgracia tras hacerse público un encuentro mantenido por el presidente de la entidad, Josep Oliu, con el ex presidente de la cordobesa, Santiago Gómez Sierra, al que acudió -sin saberlo, se jusitfican desde el Sabadell- su mano derecha y directivo de Cajasur, Santiago Cabezas.

De hecho, el FROB mantiene abierto un expediente informativo a Cabezas del que aún se desconocen sus consecuencias tanto para éste como para el banco, si se verifica que ha incumplido las bases del proceso.

Con este camino algo más despejado, cobra fuerza la opción de la vasca BBK, con sus ratios de solvencia por bandera, si bien, la coincidencia de que el hermano de uno de sus directivos esté al frente del Banco Nomura, asesor del FROB en el proceso, ha arrojado alguna sombra.

Las entidades interesadas presentaron sus ofertas vinculantes el 8 de julio, fecha límite, y de éstas sólo una, Caja Madrid, optó por retirarse. El objetivo del regulador ha sido siempre agilizar el proceso y dar carpetazo lo más rápido posible.El FROB ha estudiado los planes de viabilidad presentados por entidades que han desplazado equipos de expertos en Córdoba para estudiar los libros de contabilidad. La idea era que conocieran el estado real de la caja para ajustar sus ofertas a la subasta en la que el ganador será, previsiblemente, el que requiera menos ayuda pública del FROB.

Además, las fuentes consultadas explicaron también que se tendrán en cuenta otros aspectos como la solvencia del proyecto resultante, los ajustes de plantilla propuestos o la posibilidad de conservar la sede en Córdoba.

Señalaron que posiblemente quien se haga con Cajasur habrá pedido al menos una ayuda pública de 990 millones, cantidad que iba a aportar el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) en la fusión frustrada con Unicaja. La inyección del FROB se hará a través de una emisión de 800 millones de cuotas participativas, a los que podrán añadirse 1.500 millones en recursos adicionales.

El PSOE destaca el juego limpio...

El portavoz del PSOE en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, pidió ayer al Banco de España que tenga en cuenta "el juego limpio" de Unicaja y Cajasol y el clamor de la sociedad andaluza para que Cajasur permanezca en Andalucía.

Jiménez consideró que "el clamor" de empresarios, sindicatos y fuerzas políticas para que Cajasur se mantenga en Andalucía es cada vez "más claro y suena con más fuerza", por lo que apeló a la sensibilidad del organismo regulador en la adjudicación.

"Es verdad que el Banco de España no se gobierna desde la política, sino desde instancias profesionales", precisó Jiménez que, no obstante, señaló que sería "un signo de profesionalidad" que se tuviera en cuenta "la capacidad económica" de las cajas andaluzas para hacer frente a ese proceso. Asimismo, recordó "la capacidad de implicación" con el tejido social y económico de la comunidad que tienen las entidades andaluzas frente a otros proyectos, que calificó de "muy legítimos", pero que "no van a conectar con la realidad de Andalucía como ellas".

... Y los sindicatos pedirán cuentas

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, y el vicesecretario general de Relaciones Laborales y Política Institucional de UGT-A, Dionisio Valverde, anunciaron ayer que pedirán explicaciones al Gobierno y al Banco de España si finalmente Cajasur no se queda en Andalucía.

Ambos insistieron en que si la cordobesa es adjudicada a una entidad que no sea andaluza, la responsabilidad de esa decisión "estará fuera de Andalucía". Así, Carbonero se preguntó por el papel de la ministra de Economía, Elena Salgado, de la que dijo que "parece que está escondida y no tiene nada que decir en esto, como si la reestructuración del sistema bancario fuera algo sólo del Banco de España".

Remarcó que una posible adjudicación a una de las dos cajas andaluzas "es viable económicamente y de respeto al empleo" y consideró "necesario que venga a fortalecer el tejido financiero andaluz", al tiempo que pidió que "no se discrimine a Andalucía pensando que no podemos gestionar con eficacia y eficiencia esas cajas".

  • 1