Local

En venta 25 parcelas del polígono de Aznalcóllar

Un paso más para la puesta en marcha del Parque de Actividades Ambientales de Aznalcóllar. El organismo autónomo local Crispinejo ha sacado a concurso la venta de parte de su suelo industrial con la licitación de 25 nuevas parcelas. Son las situadas en la manzana número 8 del parque industrial.

el 15 sep 2009 / 01:02 h.

TAGS:

Un paso más para la puesta en marcha del Parque de Actividades Ambientales de Aznalcóllar (PAMA). El organismo autónomo local Crispinejo ha sacado a concurso la venta de parte de su suelo industrial con la licitación de 25 nuevas parcelas.

En concreto son las situadas en la manzana número 8 del parque industrial, las que se ponen a la venta por un precio de 260 euros el metro cuadrado. Sus medidas oscilan entre los 362, 49 metros cuadrados de la de mayor superficie y los 250 de la menor. Las entidades interesadas tienen ahora un plazo de 26 días hábiles para presentar sus ofertas para lo que pueden acceder a la documentación, según se publicó ayer en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) en la sede del OAL, en la plaza de la Constitución, en Aznalcóllar.

Hace unas semanas también salió a concurso el cerramiento perimetral del parque con lo que son continuos los pasos que se van dando para que este proyecto, puesto en marcha por la Junta de Andalucía, la Diputación de Sevilla y el Ayuntamiento de Aznalcóllar tras el vertido de la mina en 1998, sea una realidad.

Actualmente, el 96% de la primera fase del parque tecnológico -especializado en Investigación y Desarrollo (I+D)- está ocupado pero todavía son pocas las empresas operando desde allí.

En el ecopolígono construido para revitalizar la zona tras el desastre de la mina de Boliden, se han instalado ya 42 empresas (que dan empleo a unos 400 trabajadores), con una inversión que supera los 73 millones de euros.

Schott Ibérica, Gamesa Solar o RMD son algunas de ellas. También destaca Recilec con la primera planta andaluza de reciclaje de tratamiento, iluminación y reciclaje de material eléctrico. En total, el parque destina un 54% de suelo al sector medioambiental, un 31% a uso industrial y el 15% restante al comercio.

El PAMA fue concebido para reflotar la actividad económica de la zona ya que el desastre de Boliden, del que se cumplen 10 años, provocó, además de daños medioambientales, una importante desaceleración económica.

Por ello, el parque constituye todo un ejemplo de reconversión ya que su objetivo último es dejar atrás un modelo de desarrollo económico basado en la explotación de una mina para dar paso a otro fundamentado en el respeto al medio ambiente como motor industrial que genere empleo a la vez que garantice bienestar. El PAMA aspira a liderar la industria ecológica en el país.

  • 1