Local

Encarcelan a un violento agresor sexual que atacó a 6 mujeres

La Policía Nacional ha detenido a un agresor sexual al que acusa de seis ataques cometidos desde 2002, en los que empleaba una gran violencia contra sus víctimas. Las abordaba de madrugada, al entrar o salir de su trabajo como cocinero.

el 14 sep 2009 / 23:21 h.

TAGS:

I. C.

La Policía Nacional ha detenido a un agresor sexual al que acusa de seis ataques cometidos desde 2002, en los que empleaba una gran violencia contra sus víctimas. Las abordaba de madrugada, al entrar o salir de su trabajo como cocinero.

Al no tener antecedentes, la investigación ha sido muy laboriosa: el Mercedes en el que huía fue la pista clave para conseguir llevarlo a prisión.

El detenido, Javier F.P., de 41 años, cometió cinco agresiones en la capital y una última en Camas, lo que la Policía atribuye a la estrecha vigilancia que se realizó sobre las zonas en las que había actuado antes. Sus ataques comenzaron en 2002 y siguieron la habitual escalada violenta de este tipo de agresores: primero se limitó al exhibicionismo, pero terminó realizando tocamientos en las partes íntimas a sus víctimas y frotándose contra ellas mientras se masturbaba, si bien no culminó ninguna violación, "etapa que con la intervención policial ha sido abortada", según un comunicado enviado ayer por la Jefatura Superior de Policía.

El agresor abordaba a sus víctimas cuando iban solas, en lugares abiertos, normalmente zonas ajardinadas o descampados y alguna vez en el portal de sus casas cuando iban a entrar, actuando de forma muy rápida y a veces con gran violencia. Todas las agredidas eran jóvenes mayores de edad, por lo general en la veintena.

Las atacaba siempre en dos franjas horarias: o de doce a dos de la madrugada, o entre las cinco y las seis de la mañana, aproximadamente, ya que eran las horas a los que entraba o salía de trabajar como cocinero, en un negocio de la capital.

La Policía dibujó un retrato robot con la descripción física que aportaron las víctimas, que fue difundido entre todos los patrulleros de la ciudad, y se montó un dispositivo de prevención en las áreas en las que había actuado: Nervión, entre el Paseo del Prado y Luis Montoto; Macarena, en la zona de Virgen de los Reyes; y la parte de Triana más cercana a República Argentina.

Al parecer, fue esa presión policial la que hizo que su último ataque lo cometiera en el cercano municipio de Camas.

Las mujeres añadieron que huía a bordo de un Mercedes, lo que facilitó un hilo del que tirar a los investigadores, que comenzaron un minucioso rastreo: compararon su retrato robot con las fotos de los delincuentes sexuales que constan en los archivos policiales -sin éxito, ya que no tenía antecedentes-, y también con los propietarios de vehículos Mercedes de un determinado modelo, aportado por las víctimas: fue ahí donde terminó produciéndose la coincidencia.

Con la foto del sospechoso se realizó un montaje fotográfico en el que estaba incluido el supuesto agresor, y se citó a las víctimas. Todas ellas lo reconocieron "sin ningún tipo de duda", según la Policía. En ese momento, se inició una búsqueda que logró su arresto a finales de la semana pasada en Los Remedios, en el cruce de las calles Niebla y Santa Fe, muy cerca de la Jefatura policial.

En una rueda de reconocimiento, el individuo volvió a ser señalado por sus víctimas, por lo que, junto al resto de las pruebas recabadas en la investigación, fue llevado ante el juez, que decretó su ingreso en prisión el pasado fin de semana.

Se trata del tercer agresor sexual en serie detenido en Sevilla desde noviembre, y el único que no tenía antecedentes, ya que los otros dos habían estado en prisión por el mismo tipo de delito.

  • 1