Economía

Engrasado el engranaje para la fusión de Cajasur y Unicaja

Comienza a despejarse el camino para que Unicaja forje una fusión con Cajasur que gozaría del visto bueno de la Junta de Andalucía. Se cerrarían, así, las puertas a Cajamurcia, con cuyo presidente, Carlos Egea, guarda especial sintonía la entidad fundadora de la cordobesa, la Iglesia, que vería con mejores ojos esta última operación.

el 16 sep 2009 / 04:14 h.

Comienza a despejarse el camino para que Unicaja forje una fusión con Cajasur que gozaría del visto bueno de la Junta de Andalucía. Se cerrarían, así, las puertas a Cajamurcia, con cuyo presidente, Carlos Egea, guarda especial sintonía la entidad fundadora de la cordobesa, la Iglesia, que vería con mejores ojos esta última operación, para la que, según fuentes financieras, hay "intermediarios" de distintos ámbitos.

El acercamiento entre Cajasur, Unicaja, la Junta de Andalucía y el partido que gobierna en la comunidad, el PSOE, se ha acelerado en la última semana hasta el punto de que la primera de esas entidades podría elevar a su próximo consejo de administración una propuesta para autorizar a su presidente a iniciar conversaciones para una integración con la malagueña, indicaron a este periódico fuentes financieras. No está muy lejos semejante formalismo -los contactos preliminares ya se han realizado en las más altas instancias-. Será en las próximas dos semanas, precisan las mismas fuentes, aunque otras señalan que habrá que esperar algo más de tiempo, aunque sólo es cosa de eso, de tiempo. ¿Cuánto?

El que tarde el Gobierno central en revelar, de una vez por todas, las condiciones del eufemísticamente llamado Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (Frob), que no tendrá otra finalidad que la de rescatar a bancos y cajas con dificultades de liquidez y que se encuentra empantanado en la discusión política. En principio, esta hoja de ruta (y de recursos) para las entidades españolas se aprobará este mes, según se ha comprometido la ministra de Economía, Elega Salgado, y los dineros puestos a disposición del sector podrían alcanzar los 90.000 millones de euros.

Pero en el caso de Unicaja y Cajasur hay prisas, además, porque la reforma de la legislación para las cajas de ahorros que impulsa el Ejecutivo de Zapatero podría eliminar el veto autonómico a las integraciones entre entidades de distintas comunidades -cabe recordar que los ejecutivos regionales tienen bajo su tutela a las cajas-. Tal cambio supondría que el Gabinete de Griñán no se podría oponer a una fusión entre la cordobesa y Cajamurcia. Y ésta es una operación rechazada por los consejeros de Gobernación, Luis Pizarro, y de Economía, Carmen Martínez Aguayo.

Otro elemento que acelera el engranaje de una fusión a la andaluza es la inminente finalización del mandato del presidente de Unicaja, Braulio Medel, hombre clave en las finanzas de esta región y con particular afinidad con José Antonio Griñán, el equipo de Martínez Aguayo y el PSOE en general. Aunque aquí hay divergencias.

En efecto, mientras que algunas fuentes insisten en que Medel pondría su contador a cero si Unicaja se une a otra entidad, con lo que podría capitanear la fusión durante los dos años del periodo transitorio y se situaría, así, a las puertas de su jubilación -cumplirá en agosto los 62 años-, otras consideran que no cabe tal interpretación normativa y, por tanto, el directivo deberá decir adiós en los primeros meses de 2010.

Tanto en Unicaja como en Cajasur, mutismo, y portavoces oficiales de ambas siguen sin pronunciarse sobre la hipotética fusión -que califican de mera especulación en el runrún del mapa financiero andaluz, una más-. En la cordobesa dijeron desconocer la próxima reunión del consejo y el orden del día, y en la malagueña, igual.

A la espera de que el Gobierno central apruebe el fondo de rescate para bancos y cajas -que se está pactando con el PP y no con las autonomías-, Medel y Gómez Sierra (la Iglesia) entablarán negociaciones formales en las que respetar la presencia de la entidad fundadora de Cajasur en los órganos de representación y administración de la caja resultante y la dirección de la Obra Social se erigen como los ejes claves sobre los que rodar el acuerdo.

Pero el engranaje ha comenzado a engrasarse ya. Culminada la fusión de El Monte y San Fernando en Cajasol, viene el primer engranaje serio a la andaluza.

  • 1