sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Cultura

Entre el humo y la memoria: las cigarreras en la memoria gráfica

La Universidad inaugura el trienio dedicado a Carmen con una muestra fotográfica.

el 31 may 2010 / 19:36 h.

Se decidió construir extramuros de la ciudad, junto a la Puerta de Jerez, en los entonces llamados terrenos de las calaveras por haber sido una antigua necrópolis romana.

Prontísimo se convirtió en un símbolo arquitectónico de Sevilla y sus empleadas, las primeras mujeres de nuestra historia con contrato laboral y sueldo estable, en mito de la España romántica. Hablamos de la Fábrica de Tabacos de Sevilla, hoy sede de la Universidad y bellísimo ejemplo de la arquitectura industrial del siglo XVIII.

Su interior, con bellos patios arqueados y larguísimas galerías; su exterior, aislado por un foso y coronado con una fachada de inspiración barroca; y su presencia icónica en la vida de la ciudad convierten a la antigua fábrica de tabacos de Sevilla en el eje de una exposición fotográfica que se inaugura hoy y se prolongará hasta el 31 de agosto en el Patio del Reloj del Rectorado.

Se trata del arranque del trienio cultural dedicado al mito de Carmen que celebra Sevilla hasta 2012 con un ambicioso programa jalonado de exposiciones, publicaciones, representaciones operísticas y teatrales.

Así, coincidiendo con el estreno esta noche de la obra de teatro Carmen, de Producciones Imperdibles, "hemos querido aprovechar para evocar la importancia de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad y su pasado como fábrica de tabacos", explica Juan Diego Martín, encargado de la selección de imágenes realizada.

Procedentes de la Fototeca Municipal, las 13 fotografías elegidas para la muestra "tienen una doble intención documental". Por un lado, "constatar el simbolismo del edificio, con toda su carga histórica y su repercusión social en la ciudad.

Y por otro, reparar en las mujeres que allí trabajaron, que fueron fuente de inspiración para poetas, músicos, novelistas, pintores y fotógrafos", dice Martín, que asegura que la intención de la Universidad ha sido "salirse del mito, del arquetipo, para contar la historia real, que merece la pena rescatar".

De este modo, hay imágenes, las más antiguas, datadas entre 1880 y 1890, con las primeras mujeres cigarreras reunidas en torno a una mesa, tomada por Emilio Beauchy; así como otras "muy interesantes, que desconocíamos y nos han gustado mucho, de mediados del siglo XX, que narran muy bien la vida diaria de la época", explica Martín.

A partir de ahí se retrata también la incorporación de la maquinaria, o la impresionante visión de los fardos de tabaco en el mismo lugar donde hoy se exponen estas fotografías, el Patio del Reloj.

Entre las más antiguas destaca un curioso retrato de estudio de una cigarrera fumando, así como la imagen de la primera huelga, aún en el XIX, con los trabajadores reunidos en plena calle San Fernando.

  • 1