Local

Entre el mueble y la aceituna

La ola de crecimiento metropolitano empieza a notarse en Pilas, que trabaja por consolidar el fuerte desarrollo industrial de los últimos años basado en la aceituna y el mueble. Esos son sus fuertes y apostará por potenciarlos sin perder la identidad rural que le caracteriza.

TAGS:

La ola de crecimiento metropolitano empieza a notarse en Pilas, que trabaja por consolidar el fuerte desarrollo industrial de los últimos años basado en la aceituna y el mueble. Esos son sus fuertes y apostará por potenciarlos sin perder la identidad rural que le caracteriza.

Situado en la segunda corona, en el límite con Huelva, Pilas ha conseguido sacar provecho de su ubicación, próxima a la capital pero lo suficientemente alejada como para conservar su idiosincrasia local.

Y así pretende seguir pero sin perder el tren del desarrollo, en el que se encuentra ya, aunque basado fundamentalmente en el sector agroalimentario, concretamente de transformación de la aceituna. Ha encontrado en la fabricación de muebles otra fuente de riqueza que ha propiciado un tejido industrial que quieren fomentar.

Así lo exponen en el avance del futuro plan general de ordenación urbana (PGOU) y también ha sido uno de los argumentos del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) para designarles como área de centralidad y otorgarles una zona de oportunidad empresarial.

Sin embargo, en el Consistorio consideran que es insuficiente, por lo que han presentado varias propuestas, entre las que se incluyen dos de uso industrial, en las que dar cabida por un lado al sector en expansión de producción de mobiliario y otras industrias complementarias, que demandan parcelas de superficie media y pequeña. Este primer espacio industrial iría ubicado en los terrenos de La Pila, apoyados en la carretera de Carrión.

Una segunda zona industrial dedicada a la aceituna iría el sur del núcleo urbano y de la travesía de la A-474 (Sevilla-Almointe por Pilas), entre la carretera a Villamanrique de la Condesa y el arroyo Alcarayón.

En este espacio se pretende trasladar a las factorías del interior del núcleo urbano y que ocasionan molestias ambientales. Además, según el Ayuntamiento, se daría respuesta a la demanda de otras empresas del ramo de localidades vecinas.

Todo esta expansión industrial deberá ir acompañada, según la visión del equipo de gobierno, de un crecimiento residencial acorde, que en principio se ha cifrado en 5.000 nuevas viviendas en un plazo de 10 años, previsión que, no obstante, deberá ser recortada para ajustarse a la normativa territorial.

En este sentido, desde el municipio se propone acoger un área residencial de carácter metropolitano con capacidad para 620 viviendas (el 60% protegidas), integrada en el municipio y que incluiría suelo para un nuevo parque urbano y usos terciarias y de servicios.

Pero Pilas es consciente del rico entorno en el que se ubica, cerca del Parque Nacional de Doñana, con el añadido de la proximidad a El Rocío. Esta circunstancia puede aprovecharse como atractivo turístico, por lo que apuesta por una zona de hoteles y áreas de esparcimiento.

Para poner en marcha estos planes, el municipio considera fundamental que se mejore la movilidad con la creación de una ronda, el arreglo de carreteras y la conexión ferroviaria, así como también la creación de una estación de autobuses.

  • 1