miércoles, 17 julio 2019
16:07
, última actualización
Deportes

Entre la desilusión y la incertidumbre

Desde que se lesionó Álex Martínez, el Betis ha llevado a cabo dos entrenamientos y en ninguno de ellos ha estado Varela.

el 13 nov 2014 / 12:52 h.

Sevilla 2/11/2014 - BETIS B - Sevilla Atletico (segunda b)foto: Inma Flores Francisco Varela controla con calidad la pelota en el último derbi de filiales. / Inma Flores. Si hay alguien que se ha visto tremendamente afectado por las consecuencias de la inesperada y grave lesión de Álex Martínez es Francisco Varela, que lleva desde los trece años formándose en Heliópolis. El canterano, después de una dura negociación, amplió su contrato con el Betis tres temporadas. Sin embargo, entre las partes decidieron que el granadino siguiera formándose con el filial y que fuera Julio Velázquez el que lo llamara cuando quisiera contar con sus servicios. Todo iba más o menos normal hasta el pasado lunes se conoció que Álex Martínez estaría de baja entre seis y siete meses. Varela de vez en cuando entrenaba con el primer equipo, mientras demostraba su buen hacer con el conjunto de Juan Merino. Por lo tanto, es inentendible que ahora que el técnico vallisoletano sólo tiene a Jorge Casado como lateral zurdo, no haya contado con el canterano en ninguno de los dos entrenamientos que han llevado a cabo esta semana. Es más, aunque la entidad de La Palmera tenga claro que quiere fichar, la decisión de no citar al granadino mientras eso ocurre tiene menos sentido aún, ya que siempre puede ser una opción y porque nunca se sabe qué nuevo imprevisto puede aparecer. Varela, desilusionado y molesto con todo lo que está ocurriendo, sigue ejercitándose con el segundo equipo a la espera de las posible novedades que puedan ocurrir. Otro hecho curioso que rodea ese despropósito es que Braganza, el sustituto de Varela en el Betis B, que iba a abandonar la disciplina heliopolitana (en calidad de cedido) para irse al San Juan de Tercera División (como pueden leer en la página 16 de El Decano Deportivo), no lo va a hacer de momento. La cesión está parada porque los responsables de la cantera bética no quieren cometer ninguna imprudencia y dejar desprovisto el filial si finalmente el entrenador verdiblanco decide que quiere contar con el futbolista de Granada. Algo, que puede pasar, pero que en estos momentos vista la sitaución, se antoja improbable. Las opciones El contratiempo de la grave lesión ha descolocado a un Velázquez que está preparando a puerta cerrada el encuentro del domingo frente al Zaragoza, donde su equipo debe ganar para empezar a encarrilar una racha positiva. El técnico verdiblanco ha probado varias opciones para cubrir la baja del lateral canterano. Por un lado puede jugar Jorge Casado, fichaje veraniego que ya suplió al sevillano en su anterior lesión, pero que ni siquiera ha entrado en las convocatorias durante los últimos cinco últimos partidos (uno de Copa y cuatro de Liga). Quitando el que sería el relevo natural, el vallisoletano ha probado a Ignacio Abeledo, extremo zurdo del filial, y a Rafa Navarro, lateral derecho. Además, también ha colocado a Álvaro Cejudo como carrilero si apuesta por jugar con tres defensas. Las opciones son muchas y Varela no parece entrar en ellas.

  • 1