Local

'Era una campaña para hacerme daño y se acabó'

La decisión de archivar la causa contra la ex alcaldesa de Tomares por un presunto delito de malversación de fondos fue recibida por la protagonista con naturalidad. (Foto: El Correo)

el 15 sep 2009 / 04:19 h.

TAGS:

M.J.G.

La decisión de los juzgados de archivar definitivamente la causa abierta contra la ex alcaldesa de Tomares, Antonia Hierro (PSOE), por un presunto delito de malversación de fondos públicos porque dos agentes de la Policía Local hicieron de escolta en la boda de su hija fue recibida ayer por la protagonista con total naturalidad. "Es un caso cerrado desde hace tiempo", aseveró.

En este sentido, la munícipe explicó que el PP mantuvo el caso abierto de forma "artificial", para hacerle "daño" y desacreditarla "durante la campaña electoral". Prueba de ello es que "una vez que ganaron las elecciones municipales retiraron al abogado que llevaba la causa", según comentó.

Ella siempre sostuvo que los policías locales acompañaron a su hija a la boda por propia iniciativa y para darle una sorpresa, algo bastante habitual.

La portavoz municipal del PSOE insistió en que estaba más que convencida de que el caso se iba a archivar, porque en varias ocasiones así lo había solicitado el fiscal, "pero el PP siempre alegaba algún defecto de forma para que la denuncia siguiese adelante, pero bueno, ahora ya está cerrado del todo".

En estos momentos, la ex alcaldesa señaló que se está dedicando a trabajar por su pueblo y que dará un plazo de tiempo al actual equipo de gobierno (PP-PA) antes de criticar su actuación. De todos modos, aseguró que en estos meses, casi un año, estos dos partidos "tienen poco interés por cumplir la legalidad". Una prueba de ello, según relató, es que la amortización de plazas de directores de área fue anulada por los tribunales, ya que fue recurrida. Del mismo modo, comentó que el propio equipo de gobierno anuló de oficio la oposición de funcionarios del grupo A que había sacado, cuya prueba consistía en una entrevista.

Por su parte, el actual alcalde, José Luis Sanz (PP), en una nota de prensa, arremetió ayer de nuevo contra su antecesora al reiterar que "la utilización de la Policía Local en la boda" de su hija "no fue ni estético ni ético, y aún es menos comprensible para los vecinos", a pesar de que aclaró que respeta la decisión judicial.

  • 1