Local

Érase una vez los sevillanos en Ecuador

Una decena de profesores en paro acudió ayer al Consulado por la convocatoria de empleo.

el 24 jul 2013 / 23:30 h.

TAGS:

Miriam Aguirre. Miriam Aguirre.

Si José Sacristan se decidiera a protagonizar hoy una segunda parte de su celebérrima Vente a Alemania, Pepe (1973), esta bien podría titularse Vente a Ecuador, Pepe (2013). Porque, ¿qué hacía ayer a primera hora de la mañana un puñado de sevillanos con pinta de sevillanos y oficio de españoles (estar parados) aguardando cola en la puerta del Consulado de Ecuador en Sevilla?

La respuesta la encontrábamos en las manos –todas portando curriculums– y en las caras –de esperanza, ilusión– de quienes allí aguardaban. No era el lugar ni el modo, pero si alguien invoca con el abracadabra la palabra empleo, al momento hallarás a una legión de hipnotizados llamando a la puerta. En este caso la maga portadora de buenas nuevas ha sido la subsecretaria de Educación del país suramericano, Miriam Aguirre. Hace tres días anunciaba una convocatoria de contratación de 500 docentes para la Universidad Nacional de Educación que se abrirá en enero de 2014. Además del salario profesional –entre 1.700 y 3.800 euros–, los desplazados contarán con un bono adicional para vivienda –de entre 300 y 530 euros– y el transporte y la manutención gratuita.

Una bicoca. Porque con estas cantidades, en el país andino, uno pasa directamente a formar parte de su clase alta. “Los contratos serán de todo tipo, desde temporales –semanas a años– hasta indefinidos”, explicó ayer Aguirre en el Consulado de Ecuador en Sevilla. “Buscamos formar a investigadores y profesores para cubrir el déficit de docentes que experimenta el país”, dijo después la responsable del ramo. Lo único que demandan: formación, experiencia y ganas de emprender una nueva vida en aquella tierra.

Aguirre volvió a insistir una vez más en que el primer país al que se le ofrece este plan es España por las “afinidades tanto en el idioma como históricas entre los dos países”, así como por el alto nivel de los docentes españoles, razón esta que ha levantado cierta polémica en países latinos como Cuba o Venezuela.

Con cinco años de experiencia en un colegio de secundaria privado y otros cuatro años concatenados en paro, Javier Marrero, de 31 años, parece un candidato óptimo. Durante el tiempo que ha estado desempleado ha estudiado inglés y francés. Ni uno ni otro le hará falta si le escogen:“Ecuador, Ecuador... ¿quién iba a decírmelo?” Todos los que, como él, buscaban ayer con ahínco saber más del asunto tenían un gran interrogante sobrevolando sus cabezas. “Estando en paro todos hemos pensado alguna vez en probar suerte en Inglaterra o Alemania, pero si me llegan a decir esto...”, pensaba en voz alta Elena Sanchís con su carrera de Magisterio prácticamente inutilizada hasta ahora. El plazo de inscripción se abrirá el próximo 1 de agosto en la página web del Ministerio de Educación de Ecuador (www.educación.gob.ec), donde se rellenará un formulario.

  • 1