sábado, 15 diciembre 2018
02:11
, última actualización

La Universidad de Málaga retira la beca a Errejón por incumplir contrato

El número tres de Podemos, que cobraba como investigador, es suspendido de empleo y sueldo

el 04 dic 2014 / 12:07 h.

in?igo-errejon-podemos La Universidad de Málaga (UMA) ha abierto un expediente disciplinario y ha suspendido cautelarmente de empleo y sueldo a Íñigo Errejón, número tres de Podemos, que trabajaba con una beca de investigación para la Facultad de Ciencias Políticas en un proyecto sobre vivienda en Andalucía encargado por la Consejería de Fomento. La resolución, hecha pública ayer, se desprende del expediente informativo que se le abrió el pasado 21 de noviembre para aclarar si Errejón incumplió su contrato de investigador (si dedicó más tiempo a sus funciones como miembro de Podemos que al proyecto por el que le pagaban en la UMA) y si vulneró la ley de incompatibilidades. La sanción al dirigente de la organización llega 13 días antes de que éste abandone su plaza en la universidad, algo que anunció tras hacerse pública la polémica (aunque fuentes de la consejería advierten de que su vacante había salido a concurso público un mes antes). Errejón estaba cobrando una ayuda de 1.825 euros al mes desde que empezó el proyecto, junto a otros 11 investigadores, el pasado 17 de marzo. Además la UMA ha abierto otro expediente disciplinario a Alberto Montero, el profesor que coordinaba el proyecto de investigación La vivienda en Andalucía, y que también es dirigente de la formación de Pablo Iglesias. Montero es quien autorizó a Errejón para que hiciera su parte del proyecto fuera del campus malagueño, dado que el joven político vive en Madrid. Fuentes académicas advierten de que el contrato obligaba al investigador externo a trabajar 40 horas semanas dentro de las instalaciones de la universidad malagueña, y que en este punto se sitúa el posible incumplimiento de contrato. Errejón tiene diez días para presentar alegaciones contra la suspensión de empleo y sueldo. Los 12 investigadores del proyecto tenían hasta el próximo 15 de junio para justificar que habían cumplido con el contrato suscrito con la UMA. La semana pasada, técnicos de la Consejería de Vivienda se reunieron con el director del proyecto para hacer un seguimiento de los trabajos, cuyo nivel de ejecución era del 53%. El departamento de Elena Cortés (IU) concluyó que el ritmo del proyecto era correcto, pero la Junta, y singularmente la presidenta Susana Díaz, siguió advirtiendo de que exigiría a Errejón el reintegro del dinero de su beca si al final «el trabajo no se ha hecho o es insuficiente». Pero no era la Junta quien debía rendir cuentas con el investigador, sino con la Universidad a la que le pagó por el informe, y a ésta correspondía analizar si Errejón incumplió el contrato. El expediente informativo que se le abrió al líder de Podemos reúne indicios de comportamientos que no se ajustan a lo acordado, aunque la UMA rehusó ayer precisar más en el por qué. El expediente agota la vía administrativa, aunque cabe interponer un recurso de reposición en el plazo de un mes ante la rectora, Adelaida de la Calle, o bien un contencioso-administrativo en los tribunales. La UMA también ha abierto un expediente a Montero cuestionando su labor de supervisión de los investigadores. Errejón fue contratado como investigador externo a través de una convocatoria pública que exigía un perfil concreto: ser doctor en Ciencias Políticas y saber idiomas. Únicamente concurrió el dirigente de Podemos, que ganó el contrato el pasado mes de marzo  

  • 1