Local

"Es imposible derrotar a Al Qaeda"

Entrevista de The Sunday telegraph al general David Richards.

el 14 nov 2010 / 10:56 h.

TAGS:

El jefe de las Fuerzas Armadas británicas, el general David Richards, ha afirmado que derrotar a Al Qaeda es imposible y a lo más que puede aspirar Occidente es a contener las acciones violentas de la red terrorista inspirada por Osama Bin Laden.

En una entrevista que publica The Sunday Telegraph , el jefe de las Fuerzas Armadas británicas añade que el Reino Unido seguirá bajo la amenaza del terrorismo islámico al menos 30 años más.

Richards, que fue el jefe de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, señala que el esfuerzo militar y de seguridad actual sirve para contener la amenaza terrorista y para que los ciudadanos del Reino Unido sigan teniendo unas vidas seguras.

"No nos equivoquemos, la amenaza global por parte de Al Qaeda y sus filiales terroristas es una amenaza duradera (...) La seguridad nacional del Reino Unido y de nuestros aliados corre peligro", dice.

Richards considera que esta no es una guerra convencional y que la pregunta que se tienen que hacer los responsables políticos y militares es "si es necesario derrotar (al terrorismo islámico) en el sentido de lograr una victoria clara y definitiva".

"Yo diría que es innecesario y que nunca se podría conseguir", afirma el general, quien a continuación pregunta: "¿podemos contener la amenaza hasta el punto de que nuestras vidas y las de nuestros hijos transcurran con seguridad? Yo creo que podemos".

Richards, que compara el esfuerzo que hacen las tropas aliadas en Afganistán con el de los soldados que lucharon contra el nazismo y el fascismo en la II Guerra Mundial, se muestra crítico con el enfoque militar y político hacia el país asiático.

Tanto el Gobierno como los mandos militares "son culpables de no haber entendido plenamente lo que estaba en juego" y tienen responsabilidad en que el pueblo afgano "esté cansado" de la incapacidad de la OTAN de estabilizar definitivamente el país.

No obstante, considera que la muerte de 343 soldados británicos desde la invasión en 2001 no ha sido en balde.

"Si pensara sólo durante un minuto que la mayoría del pueblo afgano no nos quiere más, entonces yo, y todo el mundo, diríamos que es el momento de marcharnos, que hemos fracasado, pero no hay ninguna indicación de que esto sea así", señala.

  • 1