viernes, 14 diciembre 2018
12:01
, última actualización
Local

Es la hora de Mickey

el 20 oct 2011 / 18:44 h.

TAGS:

Los niños hospitalizados ayer en la clínica USP Sagrado Corazón tuvieron que enjugarse los ojos. No era una mañana de Reyes, tampoco le tocaba el turno a Papá Noel. Pero Mickey y Minnie estaban allí. Con todos ellos. Ambos hicieron un hueco en sus agendas de ensayos y acudieron para dar el sorpresón.

Luego, tras acompañarles durante un buen rato, volvieron al Centro Deportivo San Pablo, lugar en el que hasta el domingo representan Disney Live! Un viaje inolvidable que estrena su gira española en Sevilla. Se trata de una historia original, en la que música, coreografía, humor y efectos especiales se mezclan para ofrecer a todos los públicos una experiencia única e irrepetible. El espectáculo viajará posteriormente a Málaga, A Coruña, Barcelona y Madrid.

"Las familias tendrán la sensación de estar compartiendo la excursión teatral con Mickey y Minnie en su propia ciudad. Disney Live! es una combinación de episodios desternillantes, música actual y coreografías modernas que se fusionan para presentar los personajes de Disney de manera completamente original", explica la productora Alana Feld.

Esta innovadora historia tiene comienzo cuando los protagonistas Disney deciden organizar un concurso de talentos, en el que Mickey es el director, Minnie la diseñadora de vestuario, Goofy el torpe tramoyista y el Pato Donald, el encargado de los efectos especiales. Con el objetivo de encontrar a más actores para su espectáculo, los personajes de la Factoría Disney emprenden un viaje en el fantástico autobús de Mickey, durante el cual vivirán una serie de aventuras trepidantes, en las que pedirán ayuda a algunos amigos como Cenicienta y sus hermanastras, Tigger y también contarán con la colaboración del público.

La música, combina canciones de siempre y remixes de Disney con ritmos modernos que acompañan las coreografías, que van desde el claqué al hip-hop, pasando por el estilo de los musicales de Broadway. Así, las familias podrán cantar junto Cenicienta el famoso Bibidi, babidu, bu, saltar con Tigger mientras suena The Whoop-De-Dopper Bounce o bailar al ritmo de las canciones de los Jonas Brothers y Hannah Montana.

El diseño del vestuario, colorista y juvenil, también potencia esta mezcla de estilos, que conserva las formas tradicionales de Disney a la vez que refleja las tendencias juveniles actuales.

Por otra parte, el autobús en el que viajan Mickey y sus amigos es un vehículo con efectos increíbles, que con sólo pulsar un botón, los personajes pueden hinchar un globo aerostático para sobrevolar una montaña o pueden convertirlo en un submarino para sumergirse en el océano. La iluminación del show, colorida y vibrante, potencia esta sensación de movimiento que transforma el escenario y acompaña la música durante el viaje de los personajes y el público.Toda esta puesta en escena contribuye a que los pequeños (y por extensión, los papás) brinquen de gozo.

Los espectadores tendrán la sensación de estar viendo dibujos animados de carne y hueso mientras disfrutan del humor, las acrobacias y las sorpresas que les depara el viaje y el concurso de talentos de Mickey. Las únicas reglas son las de los dibujos animados, en un mundo en el que todo vale. Entradas de 18 a 28 euros.

  • 1