viernes, 14 diciembre 2018
17:27
, última actualización
Local

"Es mi primer disco como señora, no como señorita"

Pastora Soler regresa con ‘Una mujer como yo’ tras celebrar sus 15 años de carrera.

el 17 oct 2011 / 10:29 h.

TAGS:

Cuando todavía resuena en las emisoras su exitoso tema La mala costumbre, Pastora Soler regresa con un nuevo disco bajo el brazo, el décimo en sus 15 años de carrera. El martes sale a la venta Una mujer como yo, título de este trabajo "más maduro" que los anteriores, que busca el equilibrio entre la canción ligera y veraniega de sus inicios y la profundidad de los temas de su último álbum, Toda mi verdad.

-Su último disco fue un directo grabado en el Lope de Vega repasando sus 15 años de carrera. ¿Ahora inicia una nueva etapa?

-Hay una continuidad. La nueva etapa la empecé cuando rompí con mi anterior discográfica y empecé con Warner. Dejé atrás la canción de juventud y verano y empecé a buscar la madurez musical contando otras cosas. Ahora me encuentro en mi mejor momento. El disco de los 15 años lo hice porque tenía ganas de grabar un álbum en vivo, porque yo soy más una artista de directo. Lo hice en el Lope de Vega de Sevilla, el teatro que me ha visto crecer. Esto es un punto y seguido.

-Una mujer como yo. ¿Cómo es una mujer como usted?

-Mi disco tiene mucho que ver con mi vida personal. Aquí en Sevilla siempre me han visto como una niña, Pili Sánchez. Ahora soy una mujer. Es el primer disco que grabo estando casada, no como señorita, sino como mujer. Hay una canción que se llama Una mujer como yo, y me gustó ese título. Me retrato como mujer apasionada en el amor y en todo lo que hago. Desde que empecé, la música es una parte muy importante y me apasiono con ella. Aunque haya momentos malos, me dejo la piel.

-¿Cómo se compagina el matrimonio con una carrera musical?

-Pregúntaselo a mi marido [risas], que me acompaña ahora [está presente en la entrevista] porque llevábamos diez días sin vernos. Si estuviera con alguien ajeno a este mundo sería complicado, pero él es del gremio y sabe cómo funciona esto. Lo peor son las ausencias. A mis padres hace 15 días que no los veo. Tengo toda mi vida en Sevilla y siempre tengo ganas de volver. Pero eso también es un aliciente. El primer tema que compuse en mi vida, Toda mi verdad, lo escribí para mi marido. Pero todas las canciones y todo el proceso de la grabación los he compartido con él.

-¿Qué temas y evolución va a encontrar su público en este disco?

-Cuando pasa un tiempo entre un disco y otro, ves los fallos que tenía y cómo mejorar. Toda mi verdad fue un disco muy profundo con canciones de Antonio Martínez-Ares. El anterior buscaba lo contrario, y en éste quería encontrar el equilibrio entre parte rítmica y alegre y el desamor, porque no es
cuestión de estar todo el día cortándose las venas, aunque yo soy
muy trágica. De hecho hay un tema muy bailable, una versión de Yo
no te pido la luna, que es una de
las pocas cacniones que yo de chiquitita cantaba y no era copla. Le tenía ganas.

-¿Cómo es la versión?

-Nada muy alejado de la original, porque es un tema que gusta mucho a la gente. Es pop y bailable.

-¿Le augura el éxito de La mala costumbre? ¿Se esperaba tan buena acogida?

-Ese tema nació de una conversación en el hospital con José Abraham. Cuando la vi, supo que podía llegar a la gente, porque es una historia que la puedes llevar a un amigo, un familiar o un amor. Gracias a que fue single con el disco, en directo ha llegado a la gente. Y muchas personas me cuentan que les ha ayudado en reconciliaciones. Eso es lo que todo cantante quiere.

-El single de este disco es Demasiado Amor. ¿Qué otros termas recomienda?

-Para mí hay temas que tocan la fibra, como No me da miedo caminar. Después hay otros como Yo no te pido la luna o Tu vida es tu vida, para mi público gay, muy fiel desde que empecé. Hay muchos singles en el disco, que es lo que buscaba. He pensado en un disco para disfrutarlo mucho en el directo.

-¿A qué atribuye la fidelidad del público gay?

-El público gay masculino siempre ha seguido a cantantes femeninas. También en la copla. Imagino que porque son canciones de desamor y sufrimiento y se verían identificados. Pero ahora veo muchas parejas de chicas y gente muy joven también. Al principio era un público mayor, de copla, pero ahora hay parejitas de chicos y chicas jóvenes. Este tema era una asignatura pendiente.

-¿Ha compuesto también en este disco?

-Sí, soy coautora de un tema con Juan Luis Ramírez, que escribió Bendita Locura, y de Volver, con Malú y Vanesa Martín.

-¿Cómo surge esa colaboración de las tres?

-En una charla entre amigas, en la casa de Malú. Vanesa siempre lleva su guitarra, y empezamos a hablar de la vida y el amor. Yo soy la que tiene la relación más madura, porque ellas no tienen pareja. Lo compusimos las tres y tengo el tema orifinal grabado en mi móvil, ése es mi tesoro. Espero que alguna vez lo cantemos juntas en directo.

-¿Tiene la gira ya preparada?

-La estamos cerrando porque me quedan conciertos de aquí a diciembre del disco de los 15 años. La presentación quiero que sea en Sevilla. Barajamos fechas entre febrero y marzo. También estaré en Madrid y Barcelona.

-¿Piensa retomar alguna vez sus orígenes con la copla?

-En el doble CD de los 15 años, uno de los discos era de copla y flamenco entre comillas. Y media parte del concierto fue de coplas que no tenía grabadas. Con eso he cubierto esa parte para los copleros. A la hora de plantear el siguiente disco he seguido con la línea que llevo haciendo hasta ahora. ¿Un disco de copla entero? Es una asignatura pendiente que retomaré, pero cuando haya desarrollado más mi faceta actual.

-Hace poco se especuló con crear una Bienal de Copla en Sevilla. ¿Hay que darle más cariño a este género?

-He visto que hay más copla ahora en Sevilla. En el Sur sí se le da cariño. Fuera de Andalucía es más complicado. En mi tierra hay programas de televisión y se le trata bien. Pero está complicado. Somos muchas las cantantes que hemos empezado con la copla y hemos seguido con un tipo de canción que podría denominarse copla, pero que el público coplero no entiende como tal, como la copla pura de Quintero, León o Quiroga. Es complicado. La gente sólo quiere lo puro.

-¿Hay pues canciones que son la evolución de la copla?

-Por supuesto. En este disco no, porque es más pop. En Toda mi verdad, Martínez-Ares demuestra que es autor de copla española de hoy. Son canciones que la gente que sigue la copla no entiende como tal. Quieren los temas de siempre, que son joyas y me encantan, pero la copla evoluciona. Pasion Vega, Diana Navarro o Concha Buika. Somos muchas las que hemos intentado hacer copla actual, pero es imposible. Pero este género está vivo. Si entramos en el debate, hay autores andaluces que hacen canciones que musicalmente son desarrollo de la copla. Pero las cantantes de ahora no queremos un lenguaje que no nos pertenece, sino uno más actual.

-Por cierto, la han nominado a los Grammy Latino como mejor álbum de flamenco.

-Eso ya se me escapa. Para los americanos, todo lo que suene a muy español es flamenco. Aquí en España me catalogan como canción española, incluso en las tiendas. En un momento dado es así, porque no soy pop, pero tampoco soy copla, ni flamenco. Quizá copla actual, pero no la de los copleros. n

  • 1