Local

«Es necesaria una enfermería especializada en anestesia»

Mercedes Echevarría es desde hace 8 años la jefa del servicio de Anestesia del hospital de Valme, que en 2000 introdujo en Andalucía una nueva técnica anestésica que localiza nervios con un ecógrafo y luego los ‘duerme' con catéteres.

el 21 feb 2010 / 19:33 h.

TAGS:

Mercedes Echevarría, en uno de los quirófanos del hospital de Valme.

-El Valme ha recibido por quinto año, a anestesiólogos de España y Portugal, para formarlos en una técnica de anestesia regional aún poco extendida en España. ¿En qué consiste?
-Este tipo de anestesia consiste en efectuar bloqueos en los nervios periféricos. Para localizar estos nervios el anestesiólogo debe emplear un ecógrafo. Esta semana han venido especialistas de otros hospitales de Andalucía, pero también de Barcelona, Murcia, Extremadura y Portugal.

-¿Desde cuándo se están empleando estas prácticas anestésicas en los quirófanos?
-Desde hace una década se está extendiendo la realización de técnicas llamadas locoregionales [localizadas en el cuerpo en vez de generales] de bloqueos de nervios periféricos, desarrolladas por el uso de materiales como las agujas de punción más seguras y potenciadas por nuevos desarrollos tecnológicos como la ecografía. Estas técnicas evitan la anestesia general, que en algunos pacientes supone un riesgo importante.

-¿Qué ventajas tiene?
-Permite un mayor control del dolor posoperatorio con la administración de anestesias locales hasta 48 y 72 horas después de la intervención. También tienen un amplio campo de actuación en la cirugía mayor ambulatoria [operaciones que evitan que el paciente quede hospitalizado en planta tras la intervención; es muy frecuente en traumatología] tanto para la realización del acto quirúrgico, como para el control del dolor en domicilio, ya que existe un mayor control de la anestesia y tiene menos efectos secundarios.

-¿Por qué?
-Estas técnicas permiten bloquear redes nerviosas y nervios periféricos [de extremidades, por ejemplo]. Puedes dejar un catéter situado cerca del nervio y a través de él introduces los anestésicos locales. Ese catéter se puede mantener hasta 72 horas e incluso más si fuera necesario. La técnica también facilita la rehabilitación.

-¿En qué especialidades es más frecuente esta anestesia?
-En cirugía de traumatología y en la ortopédica. Puede ser una alternativa adecuada en personas mayores y/o pluripatológicas, donde la anestesia general puede conllevar más riesgos.

-¿Por qué, con las ventajas que tiene, no está extendido?
-Sobre todo porque son relativamente recientes y requieren de más entrenamiento. A un nivel básico su uso sí está extendido, pero no a un nivel especializado y específico. El bloqueo de nervios se extiende tanto a las extremidades superiores como inferiores por lo que hay un abanico muy amplio de bloqueos y no todo el mundo es experto en todos. Pero ten en cuenta que la anestesia de hoy ha evolucionado mucho a la que se hacía cuando yo comencé, sobre todo en la monitorización de los pacientes y los nuevos fármacos, más rápidos y con menos efectos secundarios. Hoy sí se mete en el quirófano a pacientes de edad muy avanzada.

-A pesar de los avances, cada vez que menciona la anestesia general se hace con respeto...
-Sigue habiendo mucha tensión. Los momentos clave son el inicio de la anestesia y el despertar del paciente. Hay momentos de riesgo porque pasa de respirar por sí mismo a que su respiración sea controlada por medios mecánicos. En un símil con la aviación, los momentos de más tensión y más importantes son el aterrizaje y el despegue... somos como aviadores.

-En su unidad hay 28 anestesiólogos. ¿Es suficiente?
-Sí. Lo que sería necesario es una enfermería especializada en anestesiología. Esta especialidad no está reconocida en España aunque sí en el extranjero. El futuro debe pasar por ahí, porque trabajas con un enfermero en el quirófano de una manera más o menos estable pero este enfermero igual está mañana en otra unidad o con médicos de otra especialidad.

  • 1