Local

"Es para conocer a Samuel, el problema es que la gente no le conoce"

El abogado de Samuel Benítez, Manuel Caballero, insiste en la inocencia del joven, que tras la salida de prisión está retomando la vida "con sus muchos amigos".

el 21 ene 2010 / 18:24 h.

TAGS:

Samuel Benítez, amigo de Miguel Carcaño e imputado en el caso por encubrirlo, salió de prisión el pasado 11 de diciembre en libertad provisional. Desde entonces "ha estado disfrutando de los suyos, no solamente de su familia, sino de las personas que lo apoyan, que son muchas", afirma su abogado, Manuel Caballero. Según el letrado cada vez que ve al joven "está acompañado por amigos, siempre. Es para conocerlo, el problema es que la gente no le conoce".

El letrado defensor relató a Cuatro que Samuel y su familia, "después de una fase muy dura", están viviendo "con más tranquilidad, sobre todo desde la puesta en libertad". La salida de la cárcel del joven ha sido interpretada por el entorno del joven como un "indicio de que la teoría de Samuel y de su inocencia pueden tener repercusión". El abogado mantiene que "para él su verdad es incuestionable, y su verdad es su inocencia". "Inocencia desde todos los puntos de vista", insiste.

Samuel, al igual que el menor de edad, confesó ante la Policía su participación en el crimen, pero tras pasar a disposición judicial, negó su implicación. "Esa confesión es muy peculiar", destaca el letrado, quien insiste en que "Samuel tiene una coartada que desmiente esa confesión". Según explica, tras relatar al juez su coartada (que pasó toda la noche en Montequinto en compañía de su novia y algunos amigos de ésta) "dice por qué confiesa de esa forma, pero no es cuestión de decirlo aquí porque es muy comprometido".

Aunque, el letrado no haga referencia, en la declaración judicial Samuel habló de presiones policiales e incluso solicitó que le revisara un forense, pues decía que había sido golpeado. "Lo que sí es cierto es que existe un parte médico", señala Caballero al respecto, "y yo tengo que defender lo que diga Samuel, y yo personalmente creo a Samuel y que vi esas lesiones".

Tras esta declaración de Samuel, su letrado solicitó al juez que citase como testigos a los amigos del joven que estuvieron con él en Montequinto, estos jóvenes refrendaron la coartada durante parte de la noche y la madrugada. "Lo más importante de todo es que con las pruebas se ha demostrado posteriormente que se puede sostener esa declaración", destaca Caballero sobre estas testificales.

Una vez que se practicaron estas pruebas, el letrado llegó a solicitar hasta en tres ocasiones la libertad del joven, hasta que la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla le concedió la libertad provisional el 11 de diciembre. El propio Caballero acudió a la cárcel de Huelva a recoger al joven, que abandonó las instalaciones en las que estuvo durante diez meses "con serenidad, siempre serenidad y siempre repitiendo sus mismos argumentos". Esas fueron las palabras que Samuel fue repitiendo uno y otra vez durante todo el trayecto de vuelta a casa. "Soy inocente por esto, por esto y por esto.... Soy inocente por esto, por esto y por esto. Durante todo el trayecto me repitió lo que ya sabemos, lo que está en el sumario", explica Caballero.

  • 1