Local

«Es un hecho objetivo y constatable que Andalucía es una región subsidiada»

La cabeza de lista del PP defiende los argumentos económicos y sociales de su partido. En terrorismo su postura es firme: «La política del Gobierno divide y provoca rechazo». (Foto: Javier Díaz).

el 14 sep 2009 / 23:56 h.

TAGS:

La cabeza de lista del PP defiende los argumentos económicos y sociales de su partido. En terrorismo su postura es firme: «La política del Gobierno divide y provoca rechazo».

- Ésta no ha sido la primera llamada de Javier Arenas, ¿qué le ha hecho responder ahora que sí?

-Quería aportar algo al PP, y poner un grano de arena para cambiar el rumbo de la política en España. Para que haya una mayoría con un criterio distinto, que defienda los intereses generales y un Gobierno más razonable. Se han cometido muchos disparates.

- Usted ha estado en el Ayuntamiento y en el Congreso. ¿Se deben compatiblizar cargos? En Sevilla hay un debate sobre el futuro del grupo municipal del PP...

- Lo que es compatible, es compatible legalmente. Y no hay nada más que decir. Luego influye la capacidad de cada uno, el esfuerzo que esté dispuesto a echarle. Y no tengo nada más que decir. Cuando fui elegida alcaldesa, era diputada y renuncié al escaño porque creía que no podía estar ausente de Sevilla varios días todas las semanas. Pero era por mi manera de ser.

- El debate en el PP sobre las listas de Madrid ha acabado con la inclusión de Manuel Pizarro. Ha tenido intervenciones polémicas. ¿Comparte que Andalucía es una región subsidiada?

- Sí, lo comparto. Que en Andalucía hay muchas subvenciones es público y notorio, y se ajusta a la realidad. Escandalizarse por esta afirmación es farisaico. Lo que nos tiene que preocupar es que los sectores y colectivos subvencionados puedan, poco a poco, lograr una situación económica en la que no necesiten subsidios. Siempre habrá colectivos subsidiados, pero el progreso significa poder valerse por uno mismo.

- ¿Pero no perjudican este tipo de declaraciones a su campaña en Andalucía?

- No. Eso no es decir algo ofensivo para nadie. Es describir una situación objetiva, constatable en los presupuestos de la Junta de Andalucía. Hace más daño el PSOE a sus votantes, entre los que hay muchos cualificados. A muchos les ofenderá que el presidente de la Junta diga que hay que aprender catalán para ir a trabajar a Cataluña. Es una ofensa a la inteligencia, y algo más que una locura. Denota que en Cataluña de bilingüismo nada. Y en segundo lugar, con el problema que tenemos de fracaso escolar, decir que ahora se va a apoyar el catalán es muy grave.

- Las otras declaraciones que están marcando la campaña son las de la Conferencia Episcopal. ¿Está de acuerdo con sus manifestaciones?

- No me escandaliza, pero parece que al PSOE sí, que los obispos hagan unas declaraciones sobre materias de conducta y de actitudes. Soy partidaria de la libertad de expresión con todas sus consecuencias. No le pongo límites. Están en su derecho.

- ¿Debe el PP atender a estas peticiones y cambiar las leyes del aborto, el divorcio o el matrimonio de homosexuales?

- No, no, sobre las manifestaciones de los obispos ya hemos concluido... Los andaluces opinarán, juzgarán y actuarán con libertad.

- Es una cuestión de programa. ¿Se deben cambiar las leyes?

- El PP ya ha fijado su posición. No se va a tocar la ley del divorcio ni los supuestos de despenalización del aborto. Ya lo hemos dicho y manifestado claramente.

- El terrorismo sigue presente en la precampaña. En Sevilla hubo situaciones tensas en el homenaje a Jiménez Becerril...

- Yo fui testigo de ese incidente. Y fue menor, absolutamente menor. Mínimo. De una persona. Es que aquí manifestar una opinión en contra de un acto, o una opinión contraria a la de un alcalde es algo gravísimo y parece que hay que penalizarlo. Para un alcalde no debe ser motivo de escándalo. Es normal que una persona en un acto público manifieste su disconformidad. Es una actitud espontánea y natural, a la que no hay que dar más importancia. La señora habla, se le escucha, y ya está. Pero es cierto que hay un malestar entre colectivos de víctimas. A la mayoría le han herido las negociaciones con la banda terrorista.

- ¿No se ha hablado demasiado de ETA en la legislatura?

- No. Se ha hablado porque existe y porque el Gobierno ha hecho una política que ha dividido y que ha provocado rechazo.

- Ahora es la economía está en el primer lugar de la agenda. ¿Hay recetas para aliviar el paro en Sevilla?

- Hay un incremento importante. Es preocupante. Se tenían que haber hecho reformas laborales y fiscales, que no se hicieron. En Andalucía quizás nos afecta más esta crisis por la construcción.

- Su proyecto estelar metropolitano ha sido la SE-50...

- Pero para medio plazo. Tenemos que centrarnos en la SE-40. A este ritmo tardará 10 ó 12 años. Hay que aligerar las obras públicas. Tardan más que en otras regiones. La carretera Sevilla-Utrera son 22 kilómetros en llano y llevan 6 años para hacer 13 kilómetros. Con este procedimiento, la SE-50 no la veo. Hay falta de diligencia y eficacia en Andalucía.

  • 1