miércoles, 12 diciembre 2018
15:20
, última actualización

"Es un inimputable de libro dada su enfermedad mental"

El abogado del acusado de asesinar a sus padres y a su hermana en Dos Hermanas dice que estaba diagnosticado desde el año 2003 de esquizofrenia paranoide.

el 20 nov 2014 / 17:55 h.

luis-briz-dos-hermanas-parricida El abogado de Luis Miguel Briz Torrico, acusado de asesinar a sus  padres y a su hermana en una vivienda unifamiliar de la localidad  sevillana de Dos Hermanas el día 28 de febrero de 2013, ha concluido  este jueves que su patrocinado "es un inimputable de libro" dada su  enfermedad mental, pues estaba diagnosticado desde el año 2003 de  esquizofrenia paranoide. Durante la presentación de su informe final en el juicio con  jurado que se está celebrando en la Audiencia Provincial de Sevilla,  el letrado ha puesto de manifiesto que "es difícil saber que pasó  aquel día" y ha añadido que "cabe una duda razonable de lo que  sucedió realmente", ya que Luis Miguel "pudo actuar en legítima  defensa" al ver que su padre "portaba un cuchillo" y que sus  familiares "le atacaban". Asimismo, ha rechazado que en este caso concurra la agravante de  alevosía --"no entiendo cómo una persona completamente enajenada  puede tener esa alevosía"-- y ha considerado que su cliente debe ser  absuelto penalmente dada la eximente completa de enajenación mental.  "Indudablemente, es un inimputable de libro", ha recalcado durante la  exposición de su informe final. "Debe ser absuelto de tres delitos de homicidio, y no de tres  asesinatos como defienden la Fiscalía y la acusación particular", ha  puesto de manifiesto el abogado del imputado, quien por ello ha  solicitado que se establezca como medida de seguridad su  internamiento en una clínica psiquiátrica "pagada por él mismo, pues  al ser inimputable sería él el heredero de los bienes de sus  padres". EL ACUSADO "ES UN ENFERMO, PERO TAMBIEN UNA VICTIMA" El letrado ha dicho que el acusado "es un enfermo, pero también es  una víctima, como su madre y su hermana, porque en 1986 se  suprimieron los manicomios". "La idea era buena pero la realidad es  otra cosa, y el ejemplo es la historia del acusado y su familia", ha  afirmado, indicando que, "hoy, los enfermos se vuelven a casa cuando  hay mejoría, de manera que es peor el remedio que la enfermedad". "Ha sido una víctima más de nuestra sociedad, que tenemos que  cambiar", ha concluido el letrado. De su lado, la Fiscalía ha solicitado para el acusado 57 años de  prisión por tres delitos de asesinato, aunque como considera que en  este caso concurre la eximente completa de enajenación mental, ha  pedido que sean sustituidos "por el internamiento para tratamiento  médico en establecimiento" por el tiempo de la condena. El imputado, a su juicio, "estaba fuera de sí" en el momento de  los hechos, ya que padecía una esquizofrenia paranoide "irreversible"  y tenía su conocimiento y voluntad "anulados", lo que "nos obliga a  sustituir la prisión por dicha medida de seguridad". "IDEA DELIRANTE" El fiscal, al contrario que la defensa, ha negado que en este caso  el acusado actuara en legítima defensa, pues acabó con la vida de  tres personas, y ha calificado de "idea delirante" apreciar dicha  atenuante. De su lado, la abogada que ejerce la acusación particular en  nombre de la familia de las víctimas se ha adherido a la petición de  la Fiscalía y ha aplicado también la eximente completa de enajenación  mental, señalando que a lo largo del juicio "hemos podido comprobar  que se trata de un enfermo mental" que actuó dentro de "un brote  psicótico agudo". Una vez concluidos los informes finales por cada una de las partes  personadas, el acusado no ha querido hacer uso de su derecho a la  última palabra --"no quiero añadir nada más", ha dicho--, tras lo que  el magistrado-presidente ha convocado a las partes el próximo lunes a  fin de entregar al jurado el objeto del veredicto, tras lo que éste  se retirará a deliberar.

  • 1