Local

"Es una broma decir que ha sido Al Qaeda"

Expertos dudan de que la banda sea responsable del rapto en Mauritania.

el 01 dic 2009 / 21:07 h.

TAGS:

Cooperantes en Mauritania se despiden de sus compañeros.

La autoría del secuestro de los tres cooperantes catalanes de la ONG Barcelona Acció Solidària, Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez, sigue siendo una incógnita. Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado ser el responsable del rapto y ya se están poniendo en duda las primeras informaciones en las que se culpaba del secuestro a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). El doctor y profesor titular de Pensamiento Árabe e Islámico en la Universidad de Sevilla, Emilio González Ferrín, rechaza que Al Qaeda tenga capacidad para realizar este tipo de actuaciones, "porque no es una organización tan estructurada. Me parece una broma decir que está detrás del secuestro". En este sentido apunta a que se puede tratar de una nueva modalidad de piratería, "porque que yo sepa hasta ahora Al Qaeda mataba y no secuestraba".

Asimismo, advierte de que el suceso ha ocurrido en un país con una estructura estatal débil que sólo funciona en la capital y sus alrededores, como ocurre en Yemen o en Mali, "son países peligrosos", volcados al radicalismo por lo que pronostica que "viviremos situaciones peores".

Por su parte, el investigador principal del Instituto Internacional de Estudios Árabes y del Mundo Musulmán de la Casa Árabe en Córdoba, Rafael Ortega, manifiesta que tiene pocos datos sobre el suceso, pero indica que donde se ha producido el rapto -en la carretera que enlaza la capital, Nuakchot, con Nuadibú, la ciudad más importante del país- no es la zona habitual de actuación de Al Qaeda en el Magreb Islámico, "puesto que esta organización se mueve o actúa en zonas donde no está presente el Estado, es decir, en el conocido triángulo de los peligros, en la frontera entre Mauritania, Argelia y Mali".

Asimismo, explica que Al Qaeda en el Magreb Islámico es la transformación de un grupo islamista radical argelino, el Grupo Salafí para la Predicación y el Combate (GSPC), cuyo líder Abdelmalek Drukdal prestó juramento de obediencia a Bin Laden, buscando cierta legitimidad de sus acciones en ciertos círculos, "pero no hay constancia de que tenga estructura ni en Mauritania ni en Mali, ni que posea campos de entrenamiento".

Por su parte, el profesor del departamento de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Complutense, Juan Martos, indicó que, en su opinión, si Al Qaeda estuviese detrás ya lo hubiera reivindicado.Mientras, el Gobierno español continúa trabajando en las gestiones encaminadas a conocer la "localización exacta" de los tres cooperantes y en recabar la mayor información posible a través de los contactos con otros países, según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores. Y en esta ocasión el departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos no da detalles sobre si se conoce dónde estarían los cooperantes y tampoco hace mención a la autoría del rapto ni confirma si podría ser obra de Al Qaeda en el Magreb Islámico, posibilidad que apuntó en un primer momento el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Sin embargo, ayer se conoció que el presidente mauritano, Mohamed Uld Abdelaziz, ha destituido al general Ahmed Bekrine, jefe del Estado Mayor de la Gendarmería Nacional, el cuerpo a cuyo cargo está la búsqueda de los cooperantes. El general Bekrine ha sido reemplazado por el coronel N'Diaga Dieng, hasta ahora secretario general de Defensa.
Mauritania no ha especificado si el cese tiene alguna relación con la situación de los secuestrados, que siguen sin ser localizados.


  • 1