Economía

Ese oro rojo tan vejado

Otra vez Suiza, otra vez Francia, otra vez fresa de Huelva atacada

el 15 abr 2010 / 21:08 h.

Un trabajador recogiendo fresas en una plantación de la provincia de Huelva.

Tan sólo dos semanas después de que la fresa de Huelva, con el respaldo del Gobierno andaluz, emprendiera una campaña de lavado de imagen en París, tras emitirse por segunda vez en una cadena de televisión francesa un reportaje de denuncia de sus prácticas agrarias, de nuevo aparecen más ataques al sector onubense, ahora desde Suiza, un país donde llueve sobre mojado.

Ya en él, pero también en Alemania, Francia, Holanda e Italia -en menor medida en estos dos últimos-, se repite ese tipo de artículos periodísticos desde mediados de los pasados años noventa, cuando el problema de los inmigrantes y la mayor conciencia medioambiental pusieron en la picota a los empresarios del oro rojo onubense.

Sin embargo, y pese a las mejoras tanto en las condiciones laborales de los trabajadores como en las prácticas agronómicas, los ataques vuelven recalcando esos problemas. El más reciente, el de Suiza.

En concreto, bajo el lema "no es la temporada de la fresa", partidos y organizaciones suizos rechazaron con manifestaciones las importaciones de frutas, "cuyos reducidos precios esconden otros costes sociales y ecológicos".

¿Cuáles? Las condiciones "insoportables" de los jornaleros que recogen la fresa en Huelva, el despilfarro de agua y la excesiva utilización de pesticidas. El telón de fondo, la defensa de la producción nacional suiza, que en estos momentos sale al mercado.

En un texto que rezumaba indignación, la consejera andaluza de Agricultura, Clara Aguilera, informaba ayer de que había remitido a los titulares de los ministerios de Medio Ambiente y de Exteriores sendas cartas para que trasladen a la Comisión Europea "su queja y repulsa" ante los indiscriminados ataques que vuelve a padecer el sector.
Aguilera, en concreto, les pide que exijan a Europa que actúe de forma "contundente" en defensa de los intereses de los productores españoles y en especial los de Andalucía, comunidad que aglutina la mayor parte de la cosecha nacional.

La consejera, además, se ha dirigido por escrito también al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, para instarle a que lance un apoyo expreso a los agricultores y adopte una "postura firme" contra los citados ataques.

Hasta aquí el frente diplomático. El político también se abrió ayer en Andalucía, con un Grupo Socialista en la Cámara regional que presentó una proposición no de Ley para solicitar "de forma rotunda" un apoyo al oro rojo onubense.

La proposición reclama que se articulen las medidas necesarias para, por un lado, realizar una defensa institucional de la fresa de Huelva y, por otro, difundir el cultivo, así como para dar a conocer todos los métodos de producción sostenible que se llevan a cabo en la provincia, según explicó el portavoz del PSOE, Mario Jiménez.

  • 1