Deportes

La contracrónica: Esos puntos que no vuelven y ese derbi...

Mel no quería perder puntos que ya no volverán pero eso es lo que ocurrió ante el Getafe.

el 02 abr 2013 / 00:25 h.

Pabón llega al balón ante que Alexis. Pabón llega al balón ante que Alexis (Kiko Hurtado / Marcamedia). Un punto contra un enemigo directo que lleva casi cinco partidos consecutivos sin encajar un gol y al que ahora supera en el balance particular puede ser valorado como positivo para el Betis, que encima continúa en la horquilla de puestos europeos cuando sólo faltan nueve jornadas para que la temporada se termine, pero quien mande en verdiblanco debería mirar un poco más allá del choque específico contra el Getafe y su situación puntual en la tabla. En una jornada en la que sólo fue capaz de vencer el Málaga, el único que interesa que vaya de tres en tres por su castigo europeo, el equipo de Pepe Mel desechó en su feudo la posibilidad de abrir un importante hueco respecto a sus perseguidores y se dejó dos puntos en el camino. “Los puntos que se vayan ya no vuelven”, advirtió el míster en la víspera. Y tal como está la batalla europea, con cinco conjuntos en cinco puntos, no está el panorama para desperdicios. Dicho todo lo cual, el Betis no jugó como para derrotar al Getafe. Tuvo ocasiones, sí, y mereció disponer de un penalti, otro más, pero su rival podría decir lo mismo y la conclusión más significativa es que el mejor futbolista verdiblanco fue el menos atacante:Adrián. Con cierta perspectiva, diríase que la batalla europea se le atraganta al Betis. Fue admitir que el objetivo había cambiado y, automáticamente, bajar el nivel. Sufrió ante Osasuna, aunque ganó porque Rubén Castro está lo mismo para un roto que para un descosido, y perdió como perdió en Valencia, donde queda el atenuante del señor árbitro. En su segundo encuentro consecutivo sin marcar también tuvo algo que ver el trencilla, pero igual que la prórroga del parón que se autoaplicaron los futbolistas heliopolitanos. La interrupción de la Liga duró para ellos 16 días y 45 minutos. Subsiste una duda: cómo de voluntarias fueron las tarjetas amarillas que recibieron Beñat, Amaya y Campbell. El técnico asegura que no hubo ninguna consigna, así que sólo los protagonistas sabrán la verdad. Si pensaron en el derbi, mal hecho. El duelo de rivalidad no lo es todo. Sólo hay que fijarse en lo que ocurrió en la primera vuelta para darse cuenta. Si el Betis pierde con el Sevilla en el Villamarín y luego gana cinco de los siete últimos partidos, seguro que entra en Europa.

  • 1