martes, 20 noviembre 2018
15:17
, última actualización
Cultura

Espacio de seducción actoral

Teatro Lope de Vega del 22 al 25 de marzo. Autor: Friedrich Dürrenmatt. Adapatación y dramaturgia: Fernando Sansegundo. Dirección: Blanca Portillo. Intérpretes: Daniel Grao, Blanca Portillo, Fernando Soto, José Luis García-Pérez, Asier Etxendia, José Luis Torrijo. ***

el 23 mar 2012 / 21:28 h.

Un viejo caserón, unos ancianos que parecen haberse quedado anclados en el s. XIX y un agente comercial del s. XXI que necesita alojamiento, a causa de una inoportuna avería. Es el arranque de esta obra, un arriesgado ejercicio de adaptación dramática de una narración breve de tintes góticos que critica los males de nuestra sociedad actual.

Todos sus valores negativos están representados en la figura del agente comercial, un hombre joven, ambicioso, competitivo, individualista y traidor. Los ancianos, en cambio, representan los valores positivos que la humanidad ha ido perdiendo: responsabilidad, sabiduría, fidelidad fraternidad, hospitalidad... Aunque no todo en ellos es positivo, ya que también se reconocen como defensores de una férrea jerarquía social y de un uso de la ley que se sitúa por encima del concepto de la justicia.

Así, aunque los personajes se ciñen a una tipología cerrada, no resultan del todo maniqueos y cumplen con su espíritu crítico, aunque en definitiva la obra no pasa de ser un divertimento moralizante.

El relato delimita una atmósfera de intriga que conecta fácilmente con el espectador, a pesar de que la adaptación alarga el texto más de lo necesario y la puesta en escena recrea un espacio escénico más evidente que sugerente, donde los intérpretes se ven obligados a actuar bajo unas máscaras que les impide gesticular.

No obstante, tanto Blanca Portillo como el resto de los actores consiguen uno de los principales objetivos del teatro: seducir al espectador hasta conseguir su absoluta complicidad con una memorable actuación que demuestra que la genialidad no está en absoluta reñida con la técnica. Cabe destacar la valentía y el talento de José Luis García-Pérez, quien en contraste con los demás consigue que nos identifiquemos con su personaje, con una interpretación repleta de matices y llena de humanidad.

  • 1