viernes, 22 febrero 2019
18:57
, última actualización
Local

Espadas cambia de ritmo

El candidato del PSOE deja los actos de partido e inicia los contactos con asociaciones

el 30 jun 2010 / 20:32 h.

TAGS:

Antes de celebrar el acto con la agrupación socialista Este -de Cerro-Amate-, Juan Espadas se paró a hablar y fotografiarse con tres vecinas. Tras esta imagen tan tradicional de campaña electoral se esconden dos de los grandes dilemas del candidato del PSOE. Para empezar, las tres mujeres no se acercaron a él, porque ni le conocían, sino al secretario general de la agrupación y delegado de Movilidad, Francisco Fernández. Él fue quien le presentó a tres potenciales votantes. En segundo lugar, y al contrario de lo que puede hacer su principal adversario, Juan Ignacio Zoido, ante sus reivindicaciones, Espadas no pudo responder con una promesa o con una crítica al Gobierno local, sino con una ratificación de la labor ya hecha: "Estoy seguro que Fernández ya lo tiene apuntado".

 

Espadas sabe que su principal baza son las agrupaciones y el Gobierno local. De ahí que su primer mes como candidato, su primera etapa, que concluyó ayer, la haya centrado en reunirse con todas y cada una de las agrupaciones. Con el mayor número de militantes posible: "Hemos cumplido nuestro objetivo. He recibido una buena acogida y he devuelto la confianza que estas agrupaciones han depositado en mí. El balance sin duda es muy positivo. No nos equivocamos al adelantar nuestra candidatura", resumía ayer antes de entrar a su último acto antes del primer cambio de ritmo del candidato socialista. Fue en Cerro-Amate, en el centro cívico de Su Eminencia, donde de nuevo quedó reflejado que el partido quiere dejar atrás sus divisiones: le recibieron la actual dirección basada en el pacto entre el sector de Francisco Fernández y el de José Caballos; y los representantes del núcleo en el que se apoyó Viera con Antonio Nuñez y Sergio Cebolla.

A partir de hoy, Espadas inicia una nueva etapa avalado precisamente por los dirigentes de las once agrupaciones con las que se ha reunido. Éstos están ya mediando con entidades vecinales y asociaciones de todo tipo para concertar citas para este mes de julio. "Nos abriremos ahora a otros enfoques, una segunda ronda para acercarnos más a los ciudadanos", resumía el candidato, quien tiene entre sus metas prioritarias barrios como Bellavista, San Jerónimo, Pino Montano, Cerro-Amate o todo el distrito Este. "En estos barrios detecto que se valora la labor que se ha realizado en estos últimos mandatos para reducir las desigualdades".

Pese a esto no serán actos masivos. Serán eventos más íntimos hasta que el día 17 de julio sea proclamado candidato a la Alcaldía por el PSOE federal. Será sólo un "empujón" más según él, pero a partir de ahí se puede iniciar la tercera fase de trabajo, que debe arrancar con fuerza en septiembre. Será la época de las propuestas, de los respaldos oficiales y de darse a conocer. Para entonces Espadas debe alcanzar un complejo equilibrio que aún no tiene. Él no se vende como candidato de continuidad, pero tiene que apoyarse en la labor realizada estos años. "Mi proyecto es el de los sevillanos y sevillanas, quiero que dibujen su propia ciudad", lanzó ayer como consigna mientras mostraba una libreta con propuestas para el futuro. El equilibrio se complica. Por un lado, esa expresión es una de las más repetidas por su principal adversario Juan Ignacio Zoido que se presentó con esa idea como alternativa a Monteseirín. Por otro, si el balance de estos años es tan positivo, como asegura el propio Espadas, poco margen tiene en esa nueva ciudad respecto a la ya dibujada por PSOE e IU.

  • 1