Local

Espadas insta a Zoido a dejar de ver el conflicto de Lipasam "desde la barrera"

el 28 ene 2013 / 18:18 h.

TAGS:

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, ha esperado que el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido (PP), deje de "contemplar el conflicto desde la barrera y tome cartas en el asunto" de la empresa municipal de limpieza, Lipasam, analizando otras medidas de aplicación del horario para la plantilla, unas fórmulas que "ya existen". "Es muy triste que ante una empresa con la máxima calidad de servicios desde lo público se amenace constantemente con el riesgo de privatización sólo porque él es incapaz de gestionarla", sentencia.

Espadas, que se ha reunido este lunes con el equipo directivo del Centro de Educación Permanente de Polígono Sur 'Alberto Lista', ha calificado como "desgracia" que no se haya llegado a un acuerdo en Lipasam y se haya llegado a la huelga, una acción que "no ha sido analizada en su gravedad para la ciudad por parte del gobierno local". "Espero que Zoido deje de contemplar el conflicto desde la barrera, que deje de dar sus mejores deseos a la dirección de la empresa, de la que él es presidente y el máximo responsable de la interlocución con los sindicatos", subraya, instándole a "explorar otras fórmulas posibles, que me consta que las hay", para la aplicación de lo que demanda la plantilla, como es "la aplicación del horario legal que no implique la renuncia a derechos más que justificados como el del descanso".

Además, critica que Zoido diga que las medidas de "recorte sobre recorte se hacen para no tener que privatizar", lo que supone a su entender un "diálogo de besugos". "Espero que se negocie y que no se den simplemente consejos", recalca.

Espadas recuerda que el plan de ajuste que ha desarrollado Lipasam lo hace "acreedor de que no tendría que hacer un segundo ajuste como consecuencia de las medidas generales en el gobierno local". Afirma que además el ayuntamiento dijo que Lipasam "estaba cumpliendo con los gastos", por lo que no entiende el "recorte ahora".

"El plan de proveedores tenía una letra pequeña que llevaba a un ayuntamiento intervenido, una incapacidad para tomar decisiones que era premeditado por parte de los gobiernos del PP para justificar más recortes y despidos, haciendo decrecer los recursos propios que conducen a privatizaciones. Es un error seguir sometiendo a más ajustes a los servicios públicos, porque hay recursos para mantenerlos", concluye.

  • 1