viernes, 26 abril 2019
14:16
, última actualización
Local

Espadas ofrece consenso y diálogo para "enterrar la crispación"

El portavoz confronta su modelo a la “deslealtad” y la “falta de respeto a las reglas del juego” del PP.

el 11 jun 2011 / 22:55 h.

TAGS:

Juan Espadas durante su intervención, ya con la medalla que le acredita como capitular colgada al cuello.

Si en 2007, ante el pacto entre PSOE e IU, el entonces candidato del PP, Juan Ignacio Zoido, centró su intervención en la toma de posesión en una deslegitimación del acuerdo entre los socialistas y la federación de izquierdas, Juan Espadas asumió ayer su abultada derrotada con una combinación de críticas a la actuación de los populares durante estos años y ofertas de diálogo y consenso al alcalde elegido por los ciudadanos. El portavoz socialista anunció así una oposición de guante blanco, constructiva, propositiva y abierta al diálogo: "Si el éxito es por el bien de la ciudad, ahí estaré para aplaudirle. Mi teléfono está abierto las 24 horas. No dude en usarlo para hablar con alguien que sólo quiere lo mejor para Sevilla".

Espadas, que quiere formar un grupo socialista prácticamente a su medida, tuvo claro desde el principio su línea argumental: empieza un nuevo ciclo y se debe "enterrar la crispación entre gobierno y oposición". "Hoy debe ser el primer día de un nuevo estilo de hacer política", continuó en una de sus intervenciones que partió de una felicitación a su adversario y de un reconocimiento de los resultados del 22-M: "Los ciudadanos han hablado alto y claro, y entiendo lo que han dicho. Quieren un cambio, un gobierno de derechas". Pese a este discurso, los socialistas tienen claro que necesitan una dura oposición para reducir la amplia ventaja del PP y, sobre todo, para atenuar el impacto del gobierno de Juan Ignacio Zoido en las próximas elecciones autonómicas y generales. Y así lo hizo ayer Espadas. Reprochó al alcalde que durante los últimos años no hubiera aceptado "las reglas del juego", prometió estar vigilante para analizar si se cumple la promesa de que la ciudad funcione como "un reloj suizo" y censuró la falta de "lealtad" del regidor durante una etapa en la oposición. El portavoz socialista llegó incluso a vincular esta actitud con las protestas que en la calle, frente a la Plaza Nueva, protagonizaron centenares de personas: "Su actitud en la oposición, agria hasta la crispación, no ha contribuido a dignificar la política. Todo lo contrario. Ha alimentado el hartazgo de muchos como los que se manifiestan pidiendo soluciones y no más broncas". Ante este escenario, el portavoz del PSOE reclamó que se busquen respuestas de forma urgente a la situación económica e incluso anunció que el primer paquete de medidas económicas lo planteará en el próximo Pleno. Y lanzó una advertencia al alcalde del PP: "Se acabó la etapa de la denuncia, tocan soluciones. En la campaña hemos confrontado dos modelos. El PP, que quiere gestionar sus presupuestos y poco más, y el PSOE, que quería combatir la crisis con un nuevo modelo productivo. Lo segundo es lo que Sevilla necesita. No esperemos sentados a que el mercado venga a resolver los problemas". Espadas quiso escenificar que, pese a sus once concejales, tendrá un grupo fuerte con el respaldo de su partido y con un nuevo proyecto para responder a la petición ciudadana de "otra forma de hacer política". El portavoz socialista anunció así una oposición de "puertas abiertas": "Nos convertiremos en el altavoz que amplifique la voz de los sevillanos. Ahora empieza nuestra carrera de fondo".

  • 1