Local

Espadas ofrece una alianza a las empresas para "liderar el cambio"

El candidato se presenta en Antares como "revulsivo" frente al "conservadurismo" y a Zoido, "el relojero"

el 31 mar 2011 / 21:44 h.

TAGS:

Espadas, durante su intervención en un auditorio repleto

Arropado por representantes de todas las administraciones y de las direcciones provincial y regional del PSOE, Juan Espadas   trazó ayer en Antares las líneas básicas de un discurso político que asume tanto los efectos de la “brutal crisis” y las “asignaturas pendientes” de la ciudad como los avances que se han producido en estos años. En ese escenario, sitúa su propuesta en contraposición a la de Juan Ignacio Zoido, “el relojero”. “Si lo que buscan –planteó ante un auditorio repleto del que muchos se quedaron fuera– es un mero administrador de servicios, elijan al relojero, si quieren un proyecto ambicioso, sigamos transformando la realidad”.


Y en esa mirada hacia el futuro, Espadas tiene marcados dos modelos de trabajo prácticamente desde que fue designado candidato: la colaboración público-privada y el impulso al área metropolitana. Así, y un día después del crítico informe de la CES que cuestionó la labor de las administraciones y que volvió a encender las alarmas ante la situación económica de la ciudad, el candidato socialista tendió la mano a la patronal: “No es posible avanzar si empresarios y administración no compartimos un proyecto común que vele por el interés general (...) La principal tarea a la que debemos dedicarnos gobiernos y empresas es a liderar el cambio”. Respecto al segundo eje, la Gran Sevilla, el PSOE ofrece otro acuerdo, éste político. Se iniciará con un pacto de los candidatos socialistas metropolitanos, y continuará con una invitación al resto de fuerzas.
Este marco permitirá, según Espadas, avanzar en busca del “efecto Guggenheim”, la “reinvención de una ciudad del siglo XXI sobre las ruinas de un sistema productivo agotado”. E incluso tiene sus concreciones: la líneas 2, 3 y 4 del Metro –en cuya financiación se comprometió a mediar–, la ley de Dependencia con un centro referente en Pino Montano; las energías renovables con la celebración en Sevilla de un evento bianual sobre energía solar; un centro de emprendedores en San Jerónimo; la recuperación del legado americano a través de una fundación y de un plan de rescate del patrimonio histórico, un uso productivo de inmuebles como la fábrica de Artillería, la recuperación del Guadalquivir o incluso, “ésta vez sí” la transformación de Tablada en un parque metropolitano.


Un escenario al que se suman los proyectos ya ejecutados: “Fibes, el Metropol Parasol o el Cercanías nos dan más armas para salir de la crisis. Hay que rentabilizar estas inversiones, hacer que generen empleo y actividad productiva, introducirlas en circuitos mundiales y apostar por el futuro que representan”, afirmó el candidato quien defendió la gestión de Monteseirín, ausente de un acto en el que sí estuvieron las agrupaciones y la candidatura casi al completo.


El discurso tiene incluso un lema “Sevilla ciudad del talento” y una base: “situar la economía y el empleo como nuevo elemento vertebrador de las decisiones”. Pero no es el único eje. Espadas, a quien Juan Manuel Suárez Japón recordaba en su presentación como un joven de 23 años que le explicó en los noventa qué son los curios, abanderó la movilidad sostenible; las políticas sociales –se comprometió a mantener, al menos, el mismo nivel de gasto en Bienestar y a vetar cualquier modelo de co-pago– y, sobre todo, los barrios.


“Hemos avanzado mucho cerrando heridas y acercando barreras entre unos barrios y otros. Pero hay que seguir reequilibrando Sevilla”. Y esto pasa, además de por un reparto de las inversiones y medidas como un “mapa de la cohesión social” por una reestructuración del Ayuntamiento. La Administración de los once pequeños consistorios, debe ser también la del recorte de las delegaciones, el reajuste de los sueldos para que nadie cobre más que el alcalde y la reducción de los cargos de confianza.

  • 1