Local

Espadas promete ocho años de obras de la red de Metro

El candidato del PSOE, que apuesta por el billete único con Tussam, espera la financiación privada

el 19 may 2011 / 13:45 h.

TAGS:

Juan Espadas se subió ayer en el autobús del Metro . El candidato socialista recorrió un tramo de la futura línea 3 (Pino Montano-Bermejales) en su minibús de campaña para prometer que la Junta tendrá los proyectos de las líneas 2, 3 y 4 a finales de año -como ya anunció- y que en 2012 empezarán las obras. En los próximos dos mandatos, ocho años, habrá calles cortadas y maquinaria pesada, según Espadas, aunque durante ese tiempo sólo se podrá inaugurar el primer tramo prioritario de la línea 3, el que va desde Pino Montano hasta el Prado, siempre y cuando la Junta logre la financiación privada que necesita.

El recorrido partió de la calle Agricultores, en Pino Montano, donde habrá una parada del suburbano. Ayer, un cartel del PSOE así lo indicaba. Y como en todo viaje en Metro hubo curvas, billetes, chirridos, pitidos y números. 

En la primera curva Espadas sorteó una pregunta difícil. ¿Cuándo se inaugurarán las nuevas líneas? "Los plazos son complicados". "Se hablaba de 2016, pero no es hora de hablar de fechas". "Se podría abrir por tramos, según se negocie con las empresas", añadió el socialista, que incluso superó baches. ¿De dónde saldrán los 3.500 millones que requiere la red?

"En estos próximos seis meses, en paralelo a la redacción de los proyectos, la Junta buscará un inversor privado. Y los números de la línea 1 nos hacen ser optimistas porque es rentable. Tendremos interés del sector privado", apostilló con optimismo.

Eso sí, reconoció que aún no hay un modelo cerrado de financiación y apostó por "conseguir un billete único" con Tussam y el Cercanías.

¿Y los números? Hay muchos. La puesta en servicio de las líneas 2, 3 y 4 permitirá "movilizar" a 350.000 pasajeros en Sevilla capital, "la mitad de la población", subrayó Espadas tras destacar que cada día visitan el hospital Virgen Macarena 8.000 personas. De hecho, el tramo de la línea 3 entre Pino Montano y el Prado es prioritario por la gran población a la que da servicio (118.000 personas viven a menos de 500 metros de una parada), unos afortunados que podrán ir de extremo a extremo en apenas diez minutos, frente a los más de 40 minutos que se tarda ahora en recorrerlo en coche en hora punta.

¿Y los chirridos y pitidos? En su segunda parada, junto al hospital Virgen Macarena, Espadas firmaba autógrafos e incluso le pedían papeletas socialistas para el próximo domingo, pero en Pino Montano ya había algún que otro insulto lanzado desde un coche y en su tercera estación, en María Auxiliadora, una señora le puso en apuros: "Nos habéis metido en la ruina. Me han quitado el piso. Nos has cumplido...", gritaba sentada en la parada del autobús.

Con todo, Juan Espadas defendió la importancia del proyecto del Metro y las diferencias con el suburbano del PP, que desvía su línea 3 hacia la Alameda en vez de recorrer la Ronda Histórica, "dejando sin servicio a toda la zona de Cruz Roja, la avenida de Miraflores...", criticó el socialista que, tras terminar su particular viaje, despidió a sus compañeros de partido con un claro mensaje: "A trabajar, que hay que seguir pidiendo el voto".

 

  • 1