Local

España anunciará hoy en la ONU una aportación de 346 millones para reconstruir Haití

De la Vega subraya que es legítimo y razonable que los haitianos sean  protagonistas de la reconstrucción.

el 31 mar 2010 / 09:44 h.

TAGS:

Una mujer mira a la cámara mientras camina hoy por delante de una bandera y de un mapa de Haití pintados sobre una lona en el campo de desplazados.
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de  la Vega, anunciará hoy en la ONU que España contribuirá con 346  millones de euros al plan de reconstrucción de Haití que prepara la  comunidad internacional tras el terremoto del pasado 12 de enero, que  mató a 220.000 personas.

Según informó ella misma a los periodistas a bordo del avión rumbo  a Nueva York, esta contribución a la reconstrucción a medio plazo se  sumará a los 70 millones ya destinados como ayuda de emergencia tras  el seísmo y a los 37 millones previstos en el plan de cooperación  bilateral de España con Haití para 2010 --de los que 22 ya han sido  ejecutados--. Además, el Gobierno ha condonado los 27 millones de  deuda que el país caribeño tenía contraída bilateralmente con  España.

De la Vega y la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya  Rodríguez, participarán hoy en la sede de la ONU en una conferencia  de donantes para Haití donde el Gobierno de René Préval espera  recibir compromisos por 3.900 millones de dólares (2.900 millones de  euros) para los primeros 18 meses de reconstrucción, según datos  facilitados por Naciones Unidas. La comunidad internacional ha  estimado las necesidades del país en 11.500 millones de dólares para  los próximos 10 años.

El nuevo compromiso del Gobierno español se repartirá a lo largo  de cuatro años, con 121,5 millones en 2010, 75 millones en 2011,  otros 75 en 2012 y los últimos 74,5 en 2013. Buena parte de la cifra  asignada a 2010, 91,5 millones de euros, corresponderá a proyectos a  cargo del Fondo de Agua y Saneamiento, creado por España en 2007 y  que ya tiene experiencia en el país. Este fondo también aportó 10 de  los 70 millones de la ayuda de emergencia inicial.

El resto del importe que se destinará en 2010 (30 millones) se  repartirá en proyectos para servicios públicos esenciales (5 millones  con cargo al Fondo de Ayuda al Desarrollo anunciados por la propia  vicepresidenta en enero), 10 millones para organismos de cooperación  multilateral, cinco que se destinarán a ONGs, otros cinco de  cooperación bilateral a cargo de la Agencia Española de Cooperación  Internacional al Desarrollo (AECID), tres de acción humanitaria  (también a cargo de la AECID) y otros dos que procederán de  comunidades autónomas y ayuntamientos.

Agua, saneamiento, educación, habitabilidad básica, sostenibilidad  medioambiental, seguridad alimentaria, agricultura y pesca serán los  objetivos básicos de la ayuda española. "España volverá a poner de  manifiesto su apuesta firme con la recuperación y el desarrollo de  Haití", dijo De la Vega.

1.500 VIVIENDAS PREFABRICADAS

Así, uno de los frutos de esta cooperación será el envío a Haití  de 1.500 viviendas prefabricadas, una iniciativa que ya está  tramitando la AECID con el Gobierno haitiano y con Cruz Roja  Internacional. Cruz Roja Española ha sido la encargada de licitar el  suministro de las viviendas y se espera que las primeras 500 lleguen  a Haití a finales de abril. El resto lo harán a finales de junio o  principios de julio.  

Junto a las aportaciones económicas, De la Vega destacó que en la  cita de Nueva York se intentará lanzar una nueva forma de cooperar en  la reconstrucción tras una catástrofe y se abordará la creación de  una "arquitectura institucional" que permita que la ayuda llegue a  los haitianos con "transparencia, control y coordinación". Para ello,  se trabaja en la creación de un comité provisional para que vise  todos los proyectos de reconstrucción de los primeros 18 meses.

Según la vicepresidenta, si la "arquitectura" que se cree da  buenos resultados, la reconstrucción de Haití podría sentar un  precedente y ser un modelo para una respuesta coordinada a futuras  catástrofes. "Haití debe suponer un antes y un después en los  criterios de cooperación internacional", afirmó en una breve  declaración a la prensa a su llegada a Nueva York.  

LOS HAITIANOS SERAN PROTAGONISTAS  

No obstante, dejó claro que serán "el Gobierno de Haití y los  propios haitianos" los que liderarán el esfuerzo de reconstrucción y  serán "los dueños de su destino", porque es lo "legítimo y  razonable".  

Así, recalcó que una de las tareas básicas, incluso en la fase de  emergencia, ha sido "fortalecer al Gobierno", que quedó incluso sin  sede a causa del terremoto pero que ya sufría antes "debilidad  institucional". "Hoy el gobierno tiene una enorme debilidad y tenemos  que ayudar a reconstruir ese Gobierno también", explicó.

De hecho, el caso de Haití es especial porque el objetivo del  presidente Préval, asumido por la comunidad internacional, es que  esto dé un impulso modernizador a un país que ya era el más pobre de  América antes del terremoto y que carga con un largo historial de  inestabilidad política. El plan de reconstrucción que se está  esbozando quiere convertir a Haití en un país económicamente viable y  en una democracia sólida. El secretario general de la ONU, Ban Ki  Moon, ha planteado que se celebren elecciones antes de que termine  2010.  

Dentro de este nuevo enfoque de cooperación, la conferencia de  Nueva York ha estado precedida de varias reuniones sectoriales de  actores implicados en la reconstrucción, como ONGs, empresas y  asociaciones empresariales, entidades locales y la diáspora haitiana.  



Además, la vicepresidenta elogió la actitud "comprometida y  generosa" del Gobierno de la República Dominicana --el único país que  tiene frontera terrestre con Haití-- que organizó una reunión pocos  días después del terremoto para hacer un primer análisis de la  situación. Santo Domingo podría acoger una nueva reunión en junio  para analizar la marcha de la reconstrucción.

En la Cumbre UE-América Latina y Caribe que se celebrará en mayo  en Madrid está previsto que se presente el plan de acción para la  modernización de Haití y es posible que justo antes se convoque,  también en la capital española, una reunión de empresas y   organizaciones empresariales implicadas en la reconstrucción.

España copreside la conferencia de la ONU junto a Brasil, Canadá,  Francia y la UE, en su condición de primer donante de la Unión  Europea. La conferencia la inaugurarán el secretario general de la  ONU, Ban Ki Moon; la secretaria de Estado norteamericana, Hillary  Clinton y el presidente de Haití, René Préval. Tras la conferencia,  la vicepresidenta viajará el jueves a Haití a visitar sobre el  terreno proyectos de reconstrucción en los que participa España.

  • 1