Local

España apuesta por construir un futuro compartido con Iberoamérica

Hace 200 años que las colonias iberoamericanas se independizaron y España cree que es la hora de reivindicar lo que une a los dos lados del Atlántico.

el 16 sep 2009 / 02:35 h.

TAGS:

Hace 200 años que las colonias iberoamericanas se independizaron y España cree que es la hora de reivindicar lo que une a los dos lados del Atlántico. El Rey, el presidente del Gobierno y el embajador para los bicentenarios, Felipe González, apostaron por ir de la mano en el futuro.

El Rey y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, abogaron por construir un futuro compartido con Iberoamérica con motivo de la celebración de sus bicentenarios de independencia y aprovechar esta efemérides para dar un impulso a la relación de España y la UE con esta región, más aún teniendo en cuenta que se acerca el semestre de turno de España en la Presidencia de la Unión.

Don Juan Carlos y Zapatero inauguraron el acto institucional sobre las conmemoraciones de los bicentenarios en Casa América, en el que se definió el papel de España ante los bicentenarios que comienzan este año en Bolivia y Ecuador, y que proseguirán en 2010 en México, Argentina, Venezuela, Colombia y Chile.

Ante la presencia de un amplio número de ministros latinoamericanos y personalidades políticas, culturales y económicas, el Rey y Zapatero coincidieron en la necesidad de reforzar el trabajo en común para dar un mayor peso internacional a la comunidad iberoamericana y que su voz sea tenida más en cuenta.

Don Juan Carlos puntualizó que durante la Presidencia de la UE España desea favorecer "un salto cualitativo" en la relación con América Latina y el Caribe. El monarca aseguró que los bicentenarios deben servir para rendir un homenaje a ese "conjunto de naciones libres, iguales, soberanas e independientes nacidas en América hace dos siglos" y hacer "una reflexión común sobre el presente y el futuro".

Indicó además que el movimiento emancipador americano nació con "los ideales de la libertad, la igualdad y la solidaridad" de la Constitución de Cádiz de 1812, la primera en España, cuyo ámbito de aplicación se extendía a Iberoamérica.

Tras afirmar que "España es un país que no se puede comprender sin Iberoamérica", el presidente del Gobierno llamó a abrir una etapa de más colaboración aprovechando los valores compartidos, como la lengua, y fomentando aspectos como la educación y la investigación. Por su parte, el embajador plenipotenciario para la conmemoración de las Independencias Iberoamericanas, Felipe González, se mostró convencido de que España y Latinoamérica pueden hacer "una muy muy buena tarea juntos" y "encarar el futuro con mucha esperanza" si se afronta la realidad sin disimularla. "Hay mucho por hacer y lo podemos hacer compartidamente. Y muchas experiencias que intercambiar", continuó González. Destacó, asimismo, la importancia de la crisis económica mundial en el momento actual y de que afloren "por fin" con claridad los verdaderos desafíos del futuro.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que el bicentenario es el momento de recordar "no los levantamientos ni las batallas", sino que fue fruto del "deseo de autonomía, de independencia frente al absolutismo y la arbitrariedad".

  • 1