jueves, 21 febrero 2019
08:53
, última actualización
Economía

España arranca la norma para vigilar los fondos especulativos

El Reino Unido, epicentro de estos gestores, expresa sus reservas a esa posición

el 18 may 2010 / 06:11 h.

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, Elena Salgado y el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, ayer.

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE llegaron ayer a un principio de acuerdo sobre la directiva encaminada a reforzar el control sobre los gestores de fondos de inversión, especialmente los más especulativos, denominados hedge funds, pese a las reservas de la Comisión Europea y del Reino Unido.

La ministra de Economía y Hacienda española, Elena Salgado, que encabezó la reunión del Ecofín, se felicitó por el compromiso alcanzado, que otorga un mandato a la Presidencia española de turno para comenzar a negociar ya la directiva (ley-marco) con el Parlamento, con objeto de que sea votada y aprobada el próximo mes de julio.

"Con esta directiva, la UE cumple con los compromisos contraídos en el G-20 y responde al programa del Consejo de regular los participantes en el mercado que pudieran plantear un riesgo para la estabilidad financiera", reseñó Salgado.

Previamente, la ministra se entrevistó con el nuevo canciller del Tesoro británico, George Osborne, para acercar posiciones. Y en una declaración añadida a las actas de la reunión, el Consejo "toma nota de las preocupaciones expresadas por algunos Estados miembros" en lo que respecta a la llamada cláusula de países terceros.

Y es que el compromiso defendido por la Presidencia española deja fuera la concesión automática de un "pasaporte" europeo para los gestores de fondos no domiciliados en Europa que sí hayan sido autorizados en un Estado miembro, como reclama Londres. No en vano, es el principal centro europeo para los fondos de capital riesgo y sede del 80% de los hedge funds.

No obstante, los miembros del Consejo autorizaron a la Presidencia española a comenzar las negociaciones con el Parlamento europeo, aunque "teniendo en cuenta las preocupaciones expresadas por los estados". Por su parte, el comisario de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, reconoció que España "ha trabajado mucho" y comprendió "su necesidad de tener un mandato para trabajar", pero reiteró sus reticencias.

Tanto la primera propuesta del Ejecutivo comunitario como el Reino Unido buscaban que se incluyera una especie de "pasaporte" para que los gestores de fondos de fuera de la UE pudieran comercializar sus productos en todos los países tras lograr el visto bueno de una de las autoridades reguladoras nacionales.

El principio de acuerdo alcanzado en el Ecofín pretende introducir reglas armonizadas de vigilancia y supervisión sobre los gestores de fondos alternativos, que incluyen los fondos de inversión libre o hedge funds, los fondos de capital inversión o capital riesgo (private equity), así como los fondos inmobiliarios, de materias primas, infraestructuras e institucionales.

Desde el estallido de la crisis financiera en 2008, dirigentes y organizaciones internacionales han pedido un mayor control de los hedge funds debido a que, por su carácter altamente especulativo, pueden contribuir a desestabilizar el sistema y a agravar las turbulencias. Se calcula que los gestores de fondos alternativos movieron en 2009 alrededor de 2 billones de euros en activos de distinta naturaleza.

Las reacciones no se hicieron esperar. Javier Echarri, secretario general de la Asociación Europea de Capital Inversión y Capital Riesgo, consideró que los gestores de estos fondos deberían gozar de protección, ya que cumplen un importante papel en la financiación de las pymes y de proyectos de innovación.

Y para la Confederación Europea de Sindicatos (CES), la decisión supone "un paso adelante" y pidió que el Parlamento mejore el texto para aumentar "la protección de la sociedad europea frente a los alquimistas" financieros.

La Zona Euro no pone pegas al plan de ajuste 

Los severos planes de ajuste fiscal de España y Portugal para restablecer la confianza de los mercados y contribuir a la estabilización de la Zona Euro pasaron ayer sin reservas por el Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofín).

Tras su presentación la noche del lunes al Eurogrupo, los socios europeos escucharon ayer las explicaciones de las autoridades españolas y lusas, que desgranaron las medidas para acelerar la reducción de sus déficit.

Según fuentes diplomáticas españolas, ninguna delegación pidió la palabra después de que el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, comunicara el alcance de los recortes para 2010 y 2011.

El ministro portugués de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, explicó que sus homólogos europeos habían considerado "positivas, valientes e identificadas" las medidas.

La vicepresidenta Elena Salgado, que confió en que la CE dé luz verde al plan, dejó claro que en este momento "no hay ninguna propuesta, ningún estudio concreto" sobre un alza de impuestos, si bien agregó que "nada está excluido".

 

  • 1